4 oct. 2017

El 'toque' del dictador

El dictador Fidel Castro fue un pésimo gobernante, tanto, que su legado se reduce a una nación en ruinas económicas y sociales. Sin embargo, era un gran comunicador —¡uno de los más grandes!— y un verdadero maestro en el arte de bordar eufemismos, usando las palabras perfectas para simular una realidad en la que todos creyeran.  
El día que le dijeron que en el Escambray habían rebeldes alzados, su reacción fue un mensaje clave: "¡Rebeldes somos nosotros, lo que hay en el Escambray son bandidos!". Así nació la "Lucha Contra Bandidos", el disfraz mediático más eficaz para la deslegitimación de los adversarios en una guerra civil
Hoy, quien más le echa de menos a Fidel son las comunicaciones del régimen. No solo han perdido el 'toque' del dictador, sino que cometen errores impensables en él. Una prueba de ello es la Declaración del Ministerios de Relaciones Exteriores que publica Granma
Antes, los verbos "atacar" y "perpetrar" se usaban exclusivamente para conjugar al enemigo. Incluirlas en un titular como parte de una declaración de principios, es una pifia que el Comandante en Jefe jamás se hubiera permitido.
Juanita Castro confesó una vez que su hermano Raúl soñaba con ser locutor de radio. Eso puede explicar muchas cosas de las que están pasando en el gobierno del general. Falta el libretista; aun cuando sepan lo que quieren hacer, ya no saben cómo decirlo.

No hay comentarios: