23 ago. 2014

La (des)vergüenza


Tengo luz fría
y lavamanos,
cables, botones
casi humanos.
Pero si fuera,
ay, mi paisaje
sólo de ruinas intensas,
tendría la vergüenza
¿A qué más?
Silvio Rodríguez

Cada vez que Pablo Milanés ha lamentado, se ha quejado o ha criticado las ruinas cubanas, Silvio Rodríguez le ha salido al paso. Con la ayuda de Google se pueden encontrar esos lamentables episodios. La red conserva cada una de las mierdas que Silvio le ha hecho a su antiguo ‘compañero de armas’ y la única respuesta, viril y contundente, que ha dado Pablo.
Como si ya no hubiera hecho suficiente para desmerecer a su propia obra, esa penosa masa cárnica en la que se ha convertido Silvio volvió a la carga. Ahora, como un bitongo, extraña los tiempos en que el dictador Fidel Castro le permitía hacer lo que al resto de los cubanos le estaba negado.
En un post publicado en su blog Segunda Cita, Rodríguez asegura que “parece ‘un plan del enemigo’, pero no es la CIA. Abdala, que fue un proyecto aprobado y supervisado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, agoniza con la complacencia de muchos funcionarios que conocen su situación y no hacen nada”.
Algo que cualquier ciudadano de un país normal disimularía, porque deja al descubierto los privilegios recibidos y pone en evidencia el carácter medalaganario del régimen, a Silvio no le causa el menor pudor recordarlo y, lo que es ya el colmo, usarlo como una intimidación.
“Llevo mucho tocando puertas que no se abren y hablando a oídos que no escuchan. No crean que no siento vergüenza de confesar esto públicamente. Pero más vergüenza me va a dar cuando vea los estudios en ruinas”, concluye.
¡Qué hombrecito, cará! Resulta que al trovador lo que más vergüenza le daría es ver a los estudios Abdala en ruinas… ¡¡¡¿¿¿Y Cuba???!!! ¿Acaso no es infinitamente más vergonzoso que sus compatriotas vivan en un paisaje de ruinas intensas.
Frente a la nación cubana los Estudios Abdala no significan nada. Pero ya Silvio no puede darse cuenta, porque le queda demasiado lejos el tiempo en que tenía la vergüenza… ¿A qué más?

4 comentarios:

Lilo Vilaplana dijo...

Que gran verdad, Camilo. La patria se hunde y este bufón reclamando por las migajas que le acólito su tirano.

Diana Sarlabous dijo...

Jejejeje....Le tocó La Revolución...

"Los estudios estaban funcionando y han tenido que parar. A partir del próximo lunes hay contratos para servicios que pueden reportarle a nuestro país unos cuantos miles. Abdala no podrá aportarlos por esta situación. Tampoco podrá pagar sus deudas y, por supuesto, seguirá deteriorándose como empresa."...

(Tomado de su Blog Segunda Cita)

Alejandro Aguilar dijo...

Contundente.

Anónimo dijo...

La partiste, guajiro.