30 oct. 2010

Juan Pablo Duarte en manos de la ridiculez

Le dediqué la mañana del sábado a uno de los afanes que más disfruto, deambular por los pasillos del supermercado. Así fue que descubrí, entre embutidos y legumbres, un ejemplar de  Duarte en mi corazón de niño, un libro de Juan Gilberto Núñez. Confieso que al principio me produjo un ataque de risa, pero poco a poco me fui tomando en serio aquello y acabé por arruinar mi deliciosa rutina.
Lo primero que me impactó fue la ilustración de la portada. La caricatura de un rubio de ojos azules suplanta al prócer Juan Pablo Duarte, el mestizo dominicano que promovió el (re)nacimiento de una nación. Eso me hizo recordar la exposición del Centro León donde se propone un diálogo sobre las identidades dominicanas y el verdadero color de los que las han hecho.
No tuve el valor de comprar el libro, la lectura de un par de párrafos me bastaron para entender su disparatado propósito. Lo único que lamento de él es el prólogo de Juan Daniel Balcácer, de quien conservo recuerdo entrañables y cuya lucidez me consta. Por eso no me explico qué hace Juan Daniel justificando lo que no tiene la más mínima justificación.
Justo al lado de Duarte en mi corazón de niño, donde su autor figura de traje y pañuelos, había un ejemplar de un libro que perdí del Premio Nobel Mario Vargas Llosa (quien, por cierto, se hizo retratar en mangas de camisa). En República Dominicana hay muchos individuos que, de buena fe, tratan de rescatar el legado de Juan Pablo Duarte. El primer paso para lograr eso, debería e ser la reconstrucción de un hombre creíble.
Justo por eso fue que llegué con Mario Vargas Llosa debajo del brazo a la caja registradora.

14 comentarios:

Santiago Méndez Alpízar dijo...

De Cristo para acá, todos son rubios...

Oliver Olivo Batista dijo...

asi es que vamos.. lo pego en mi wall tambien..., creo que este misma persona fue quien hizo las "esculturas desproporcionadas y androidísticas" de los personajes del Monumento de Santiago.. cosa rara, cuando las vi me dio miedo.. ahora el king kong del zooberto me parece justo

Lucero dijo...

Camilo todavía me estoy riendo con ese Duarte rubio de ojos azulez. Y sí, recordé la sala de exposiciones del Centro León donde se representa la obsesión que tenemos los dominicanos por exhibir el chin de blanco que teenemos y por esconder toooda la herencia negra. Ese libro desvirtua y deforma. Estoy segura de que Juan Daniel en el fondo está de acuerdo contigo y conmigo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajjajajaj duarte rubio de ojos azules jajajaja el diache!!!!! si le dejan a peña gomez a ese "escritor" lo pone como sammy sosa.

Daysi dijo...

Camilo me muero de la risa. Yo hago los cuentos de la obsesión de los dominicanos por estirarse el pelo y no me creen. Pero querer convertir a un mulato en un rubio de ojos azules ya es el colmo. Ya no es Duarte sino un primo de Maximiliano de Austria. Ja ja ja... Tu blog me encanta, nunca te lo digo, pero siempre lo leo.

miguel dijo...

mieeerquina, se paso ese tigre con un duarte rubito eso es para que se vea bien clara la diferencia que tenemo lo dominican con los haitiano. nos jodimos con vincho castillo y los nacionalistas estos.

miguel dijo...

con duarte rubio y peregrin presidente nos convertiremos en la suiza de america jajajajaja

F. Ceballos dijo...

Y no será un problema de impresión? es que me niego a creer que alguien puso a Juan Pablo Duarte con el cabello rubio y los ojos azules.

Petra dijo...

el nacionalismo ciega, pero comienza por dejar a la gente daltónica. por eso el escritor juan gilberto ve aduarte rubito como un alemán. eso es lo que el quisiera ser pero aqui todos tenemos como decia el poeta cubano de congo y de carabalí.

Mario Dávalos dijo...

Muy fuerte!!! La verdad que aquí está la siembra de charlatanes, y estamos en época de cosecha!

Miguel Piccini dijo...

La portada no tiene desperdicios. "Muy dominicanos" todos. Es la negación absoluta. Por eso recuerdo siempre con mucho cariño, un libro infantil escrito por Lorelay Carrón, ilustrado por Henry Cid (olvidé el título). La primera obra infantil que llegó a mis manos y cuyo protagonista era un niño negro como la mayoría de los niños y las niñas del país. Gracias por este fogonazo de alerta.

Irasema Jiminian dijo...

Este es el Duarte homosexual que han creado los "puristas" de la raza dominicana. Deberiamos morirnos de la risa, pero me dieron ganas de llorar!
P.D: Lo de homosexual es por el caracter, las aposturas y el fisico que estos le atribuyen a su Duarte.

Johannes Brea dijo...

Las posibilidades de que Juan Pablo Duarte era rubio son de mas de 75%, considerando que su padre era espanol y su madre tenia un padre espanol.

Johannes Brea dijo...

Las posibilidades de que Juan Pablo Duarte era rubio con ojos azules son de mas de 75%, considerando que su padre era espanol y su madre tenia un padre espanol y una madre dominicana que seguramente tenia ancestros espanoles. ( ejemplo: La familia de mi padre tiene mas de 300 anos en la isla y el es blanco de ojos verdes y de pelo bueno)