18 jun. 2011

Un País que no es éste, ni el mío

El periódico que más leo es El País. Algunos de sus colaboradores logran textos que me producen una envidia incontrolable, daría muchísimas cosas por escribir parecido a ellos. Eso compensa, en alguna medida, su falta de objetividad cuando del PSOE se trata, todo el maquillaje editorial que le dan a los fiascos y las derrotas de José Luis Rodríguez Zapatero.
Pero en cuanto a eso, lo más difícil de mi relación con El País está en La Habana y en Santo Domingo, lejos de Madrid. Por tal de mantener su puesto y evitar una expulsión de Cuba, Mauricio Vincent matiza hasta rozar el borde de lo inverosímil, calla más de lo que dice y, lo que es peor, nunca está en el lugar donde se producen las verdaderas noticias.
En República Dominicana el caso es aún más penoso. La realidad de esta media isla, desafortunadamente, no despierta el mismo interés que Cuba en los lectores de El País. Quizá por eso han aceptado sin miramientos que su colaborador sea Iban Campo, un empleado del presidente Leonel Fernández. Más que un medio noticioso, El País se comporta aquí como un embajador dentro de una ambiciosa estrategia de relaciones públicas.
En la edición de hoy de del diario español se publica un extensa entrevista a Leonel Fernández. Justo al día siguiente de que el Senado aprobara un impopular paquete fiscal, concebido como un urgente paliativo al déficit que han generado la corrupción y el despilfarro del gobierno de Fernández. Sobre ello no se hace ni una sola pregunta. Tampoco sobre una vieja foto donde el Presidente posa junto al narcotraficante español Arturo del Tiempo. Todo lo que tenía que decirse de República Dominicana cupo en un párrafo:
“Queda por terminar la segunda línea del metro. Esperamos seguir avanzando en el sector eléctrico nacional. Tenemos retos en generación, distribución y transmisión de la energía. Esperamos inaugurar antes de final de año las primeras estaciones eólicas. Esperamos que lleguen a 100 megavatios antes de acabar. Tenemos grandes proyectos de infraestructuras… Son tantos los proyectos que nos quedan en un año que si no hubiese dicho que no me iba a presentar otra vez se creería que la enunciación de estos proyectos es una incitación a la reelección”,  concluyó Fernández con su particular sentido del humor.
Antes de marcharse, Leonel firmó un acuerdo entre la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), y el Grupo PRISA (editor de El País). Todo se ve tan bonito y suena tan bien a los oídos, que me gustaría irme para un país donde él sea presidente y ejecute con la misma lucidez con la que habla. Sobre todo ahora, que estoy tan harto del que nos ha gobernado durante los últimos ocho años.

9 comentarios:

Irasema Jiminián dijo...

Camilo,
Excelente y valiente!
Nunca he visto un caso mas patetico de desdoblamiento de la personalidad politica que el de este individuo!!!
-Que cojones tiene! Salir en viaje oficial cuyos gastos se cubren con los dineros del pueblo para firmar acuerdos para su Fundacion Global!-
Este noble y sufrido pueblo dominicano esta anestesiado! Hasta cuando?

José Arias dijo...

Un verdadero bunker mediático y de rrpp al servicio de Leonel Fernández. Un Gran Hermano que nos vigila y a la vez nos estruja una serie de mentiras , unas tras otra, y a la vez nos hunde en la anomia y la crisis.

Anónimo dijo...

Yo creo que si existiera ese país que describe Leonel Fernández y él fuera el presidente, estoy seguro que yo no quisiera vivir en el. Ese país estaría gobernado al cabo de un tiempo por los mismo corruptos que él apaña en estos momento. Imaginémonos por un minuto al Sr. Felix Bautista, Díaz Rua, Chio Jimenez, Rodriguez Pimentel, Carlos Morales Troncoso y todo esos funcionarios que sólo han vivido del presupuesto de la nación para hacerse ricos unos y multimillonarios otros. Lo primero que estaría pensando Leonel Fernández es como modificar la Constitución para hacerla a su medida y perpetuarse en el poder con la complicidad de los Reformistas. Definitivamente, no quiero vivir en ese país.

Angel, NJ dijo...

De que estas hablando Camilo Venegas, mi periodico en espanol favorito es tambien EL PAIS y leyendo tu cronica, no tienes nada que envidiarle a esos trabajos de los colaboradores que escriben en el. Pero lo que si es cierto es que tenemos en RD dos Leonel, el que babosea en el pais y el que pretende pintarce de gran estadista en sus viajes. Creyendo que los extranjeros no estan enterados de que nosotros no tenemos minimamente resueltas las necesidades basicas y ocupamos los peores lugares del planeta en desarrollo humano.

CJ dijo...

Y Lo peor es su comentario sobre la reeleccion. Este comentario es pura mentira, ya que si se LANZO a la reeleccion, y decidio retirarse por FALTA DE POPULARIDAD. Al iqual su ESPOSA, la cual el la lanzo a la REELECCION TAMBIEN!, y se tuvo que RETIRAR.

Nomerio dijo...

República Dominicana no ha conocido ni conocerá persona más vanidosa, ególatra, cínica descaradas, hipócrita, egoísta, insensible, inescrupulosa que... bueno, ustedes saben quien.

Radha59 dijo...

leonel fernandez tiene a todos los periodistas comprados por eso es que no hay dinero y tienen que salir con el mamotreto del paquetazo,espero que algun dia leonel fernandez sea llevado a jucio por corrupto y ladron.

FID dijo...

"EL CORAZÓN DE LA AUYAMA SÓLO LO SABE EL CUCHILLO Y LA POBREZA DEL PUEBLOS SE EVIDENCIA EN LOS BOLSILLOS".
MIENTRAS HALLA PLATA PARA AL ADULADOR, HABRÁ TINTA Y PAPAEL PARA PLASMAR LA OBRA DEL FLAMANTE PRESIDENTE. CUANDO LLEGUE LA NOCHE, SE CALLARÁ EL ADULADOR Y DESDE LO LEJOS EL PRESIDENTE CLAMARÁ: "VEN DEFIENDEME". ÉL DIRÁ SE HA ACABADO LA TINTA Y EL PAPEL CAMBIO DE ACTOR.

Anónimo dijo...

Camilo no jodas compadre que tú escribes de puta madre. Yo he estado dos veces en R.D. como turista y me gustó tanto que hasta pensé en comprarme un apartamento por aquellos lares. Desgraciadamente la crisis me tiene tan ahogado que no sé si podré pagar el piso donde vivo aquí en España. En Samaná ví las sonrisas infantiles más lindas de mi vida y ojalá que los políticos se preocupen por dejarles a esos niños un país con futuro además de bonito.