16 oct. 2010

La televisión cubana cumple 60 años

En los noventa (no recuerdo el año exacto) puse  por primera vez los pies en un estudio de televisión. La directora de orquesta Zenaida Castro Romeu me invitó a su programa para conversar de no recuerdo qué con el cantautor Amaury Pérez, quien era el otro invitado. Guajiro al fin, yo tenía una idea muy idealizada de lo que debía ser el interior del inmenso edificio de 23 y M. Por eso me impactaron tanto sus ruinas.
No olvido que Amaury entró al set secándose las lágrimas (¡literalmente!), porque le producía mucha tristeza ver el estado tan depauperado en que estaban los estudios donde él había crecido. Su madre, Consuelito Vidal, había sido fundadora de la televisión y desde muy joven se convirtió en un icono entre los cubanos.
Recuerdo todo esto, porque acabo de repasar en La Jiribilla un dossier dedicado al 60 aniversario de la Televisión Cubana. Los articulistas se valen de retóricas, eufemismos y malabares para no abordar la realidad: lo que comenzó siendo una referencia mundial (tanto en tecnología como en creatividad), acabó convirtiéndose en un desfasado espejismo de una realidad más paupérrima aún.
Cuando mi compañía de cable incluyó a Cubavisión en el canal 532, me ilusioné muchísimo. Programé no sé cuántas grabaciones de conciertos, películas y cosas que me parecieron interesantes. Pronto empecé a borrar sin ver para hacer espacio en el disco duro. Ya lo había visto todo o me parecía haberlo visto todo. Lo único nuevo era la desconcertante vejez de las caras conocidas.
La televisión cubana hoy es una fiel imagen de la realidad del país. Lo encarna tan bien, que aparenta tener mucho más de 60 años.

6 comentarios:

Amaury Pérez dijo...

Camilo:
Podría firmar yo mismo tu articulo sobre el 60 aniversario de la TV Cubana. ¡Y tú estás hablando de los noventas! No te imaginas cómo está eso ahora. Sí, claro que te lo puedes imaginar, lo dices en tu nota. El dossier de La Jiribilla es incompleto por no decir lamentable.
Saludos.

Lucero dijo...

me ha sorprendido mucho el comentario de Amaury. primero porque demuestra que el Fogonero de Camilo también es leido dentro de Cuba y segundo porque es un gento muy bonito de Amaury. ojalá que los cubanos siempre nos comportáramos así, esto me ha alegrado la mañana del sabado que pintaba sombria. gracias a los dos por eso

el espirituano dijo...

¡¡¡bien por amaury!!!! lo felicito. camilo a ti ya te he felicitado mucho y este post está muy bueno pero amaury apretó

Klaritza Morales Calvo dijo...

Camilo, inmejorable tu post, como todo lo que venido de tí leo siempre aunque no tenga nada para comentar, pero ésta vez me surge la duda, será realmente Amaury Pérez Vidal el primer comentarista? De que eres leído en Cuba no tengo ninguna duda y muy querido en nuestros pagos también, tu amor por tu identidad, tu cubanía y esa fusión con el Paradero de Camarones toca fibras muy profunda tanto en los de allá como en los de acá. Felicitaciones guajirito querido y entrañable.

recienllegado dijo...

Hey Fogonero, creo que la primera vez que pisé un estudio de TV en Cuba fue por tu misma época.
Fui como público en un programa que conducía justamente Consuelito Vidal. Solo era un adolescente, pero me impresionaron los colores y las luces del estudio.
Yo solo tenía un TV en blanco y negro en mi casa, no podía imaginar que lo que veía allá tuviera tantos colores reales.
Luego he podido comprobar la destrucción de la tele cubana año tras año. Lamentable.
Gracias por tu comentario sobre lo que para algunos es una máquina de sueños y para nuestra Consuelo Vidal era solo una máquina de triturar personas.
Un abrazo!

Susy Caula dijo...

"Siempre me he preguntado porqué el fenómeno de la Tv no siguió prendido en los cubanos, incluso fuera de Cuba. Si fuimos pioneros como bien dices y luego ni siquiera en EUA hemos logrado posesionarnos. Falta de visión? quién sabe??? Y lo de Cuba es el deterioro total.