8 may. 2009

El “planeta bolivariano” destierra al Principito

Una vez le oí decir a Roberto Fernández Retamar que ningún libro merecía ser quemado. “Ni siquiera Mein Kampf, de Adolfo Hitler”, enfatizó. Esa convicción del autor de Calibán nunca fue escuchada en Cuba, donde libros de importantes poetas de la isla fueron convertidos en pulpa antes de llegar a las librerías.
La revolución de Chávez, que ha imitado a la de Fidel en todo, ya ha comenzado a quemar libros. El Nuevo Herald publica hoy un reportaje de Casto Ocando donde se relacionan los títulos de algunos de los libros que ha sido retirados de las bibliotecas venezolanas porque “promueven los valores del capitalismo y la sociedad de consumo”.
“En el más reciente frente de lucha de la revolución bolivariana, la principal amenaza no proviene de oscuras conspiraciones urdidas por la oposición ni de curtidos mercenarios de la CIA que buscan derribar al jefe de Estado, sino de las ideas de autores tan variados como el venezolano Arturo Uslar Pietri, el francés Antoine de Saint-Exupery, el británico Alfred Hitchcock o el ex presidente de Venezuela Rómulo Betancourt”, dice Casto Ocando.
Más de 60,000 volúmenes ya han sido retirados de las bibliotecas públicas venezolanas por razones “ideológicas”. Algunos fueron convertidos en pulpa de papel y otros fueron a parar a la hoguera. En la lista de los segundos, aparece el célebre personaje de Saint-Exupery. “Sólo se conocen bien las cosas que se domestican”. Por frases como esa el Principito fue condenado al destierro en el “planeta bolivariano”.

2 comentarios:

Juan Sin Nada dijo...

Nadie escarmienta por cabeza ajena. ya los venezolanos entenderán lo que les queríamos decir. Todavía no ha pasado nada. Para mí esto va a ser como cuando uno empataba las películas en Cuba. Todo un deja vu.

Marx dijo...

Pronto vendrá la Libreta de Abastecimiento. Las brigadas de acción rápida, la chivatería, el hambre, la miseria, la explotación de los cederistas por los cederistas y toda esa mierda humana que genera el socialismo.