15 mar. 2010

Fidel acusa a Fidel

Cuando uno erige un monumento está sembrando un símbolo y tiene que atenerse a las consecuencias que eso implica. En uno de los tantos parques de La Habana, en el que está dedicado al escritor francés Víctor Hugo (en 21 y H, El Vedado), Fidel Castro ordenó colocar una tarja en 1981.

Probablemente, fueron muy pocos los que repararon, en casi tres décadas, en ese pedazo de mármol (que debieron llevar desde Nueva Gerona, donde Fidel guardó prisión apenas por unos meses después de haber ¡asaltado un cuartel y causado 22 muertos en las filas del ejército del dictador Fulgencio Batista!). Pero un suceso, la muerte por huelga de hambre del preso político Orlando Zapata Tamayo, ha convertido al pequeño monumento en una incómoda alegoría:

“LA TOZUDEZ, LA INTRANSIGENCIA, LA CRUELDAD, LA INSENSIBILIDAD ANTE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL DEL GOBIERNO BRITÁNICO FRENTE AL PROBLEMA DE LOS PATRIOTAS IRLANDESES EN HUELGA DE HAMBRE HASTA LA MUERTE, RECUERDA A TORQUEMADA Y LA BARBARIE DE LA INQUISICIÓN EN PLENA EDAD MEDIA ¡TIEMBLEN LOS TIRANOS ANTE HOMBRES QUE SON CAPACES DE MORIR POR SUS IDEAS, TRAS 60 DÍAS DE HUELGA DE HAMBRE! AL LADO DE ESTE EJEMPLO ¿QUÉ FUERON LOS TRES DÍAS DE CRISTO EN EL CALVARIO, SÍMBOLO DURANTE SIGLOS DEL SACRIFICIO HUMANO? ¡ES HORA DE PONER FIN, MEDIANTE LA DENUNCIA Y LA PRESIÓN DE LA COMUNIDAD MUNDIAL, A ESA REPUGNANTE ATROCIDAD!

FIDEL CASTRO 18-08-1981

68 CONFERENCIA DE LA UNION INTERPARLAMENTARIA

A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LUCHARON POR LA INDEPENDENCIA DE IRLANDA”

Nada como sus propias palabras para condenar el crimen de Orlando Zapata Tamayo, cuya huelga de hambre se extendió por 85 días sin que sus verdugos cedieran.

10 comentarios:

Iván Pérez Carrión dijo...

Las huelgas de hambre tomadas en serio han constituido siempre un problema. Lean estas citas. Atención al último párrafo. Al final, la intolerancia no tiene color ni iedeología.
“No se trató de una estrategia republicana premeditada, sino de la respuesta personal de los presos republicanos, que no tenían más arma que su propio cuerpo ante la falta de voluntad de diálogo por parte de Londres. El 1 de marzo de 1981 Bobby Sands, el comandante responsable del IRA en esta prisión, comenzó la huelga de hambre, que durará siete meses y en la que diez presos morirán entre el 5 de mayo y el 20 de agosto: Bobby Sands, Francis Hughes, Raymond McCreesh, Patsy O’Hara, Joe McDonnell, Martin Hurson, Kevin Lynch, Kieran Doherty, Thomas McElwee y Mickey Devine.
“La huelga obtuvo el respaldo social, expresado en manifestaciones multitudinarias pero también en las urnas. Las elecciones anticipadas en algunas circunscripciones a ambos lados de la frontera convirtieron a varios presos huelguistas de hambre en miembros del Parlamento: el 9 de abril Bobby Sands fue elegido para Westminster por Fermanagh/South Tyrone, y el 11 de junio Kieran Doherty y Paddy Agnew para Leinster House (Parlamento de Dublín), con el único programa político de respaldar las reivindicaciones de los presos republicanos. Tras 66 días, Bobby Sands morirá el 5 mayo. Cien mil personas le acompañaron en su funeral.
“Ya nada volverá a ser como antes. Gerry Adams, Presidente del Sinn Féin (SF) desde 1983, que había conocido las terribles condiciones en que vivían los hombres de las mantas cuando estuvo en prisión preventiva en Long Kesh en 1978 y que después trabajó en el comité del SF de apoyo a los presos, considera que aquella huelga es comparable al gesto de Rosa Parks, la mujer negra que se negó a sentarse detrás en un autobús y que encendió la mecha de lo que fue el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos.
“En palabras de Adams, “los huelguistas eran hombres ordinarios que, en circunstancias extraordinarias, habían trasladado su lucha a un ámbito moral en el que esa lucha se había convertido en un combate entre ellos y el poder del Estado británico”. Lo que había comenzado siendo un intento de Londres de criminalizar a los presos del IRA había terminado criminalizando ante los ojos del mundo al gobierno de Margaret Thatcher.”
Toamdo de Innisfre, un blog sobre Irlanda
http://innisfree1916.wordpress.com/2006/08/28/la-huelga-de-hambre-de-1981-i/

Lucero dijo...

En el territorio cubano no habrá espacio para levantar todos los monumentos que se merecen las víctimas del castrismo, porque encima de sufrir una de las dictaduras más burdas de la historia, han tenido que soportar la complicidad, el silencio y hasta la verngonzosa simpatía de la izquierda mundial con su verdugo.

RC dijo...

¡Genial, Camilo! Los habaneros deberían ir a ponerle flores a esos valientes irlandeses, porque así, de iuna manera silenciosa, le estarían rindiendo tributo a un cubano tan valeroso como ellos: Orlando Zapata Tamayo. Propongamos eso,que los habaneros lleven flores al monumento de los irlandeses.

José dijo...

Ahí dejo mi rosa blanca por los irlandeses y por Orlando.

José dijo...

Ahí dejo mi rosa blanca por los irlandeses y por Orlando.

Marcelino de Mata dijo...

Indiscutiblemente cada dia tiene mas vigencia el pensamiento de los filosofos: SOMOS DUEÑOS DE LO QUE CALLAMOS Y ESCLAVOS DE LO QUE DECIMOS.
Brillante!

Ada Tejeda dijo...

Es en la esquina de nuestra casa en el parque de 21 y H, seguro le pondremos un ramo ahora mismo, ya les comento...

Curioso dijo...

Me gustaría ver qué dice la asombrada Ana (la del comentario travestido en el post sobre Galeano), acerca de esta otra opinión aplastante de Venegas, que esta vez no es sobre grandes escritores extranjeros, sino sobre el mayor cuentista que ha dado la isla de Cuba.

Luis González Ruisánchez dijo...

Oye, ¿de dónde te sacaste esta información? Viví 10años en esa esquina y no la leí jamás. Es excelente, esa tarja ha sido un boomerang a la cabeza del tirano.

Argelia dijo...

¡Ay Camilo! Recordé hoy tu publicación, mienras se vela aquí en Caracas el cadáver de Franklin Brito, agricultor venezolano que muere tras meses de huelga de hambre. Que tristeza y que vergüenza para mi país.