2 nov. 2009

Chancleteando

Me gusta andar en chancletas, siempre me gustó. En los años ochenta, cuando los subsidios que llegaban del campo socialista nos permitieron disfrutar de una relativa abundancia, conseguí unas polacas que me encantaban. Eran de cuero y muy ligeras. Con ellas deambulé por teatros y cines, Rampa arriba y Rampa abajo, descubriendo las metáforas y los discursos que conformaron mis gustos, ideales, convicciones y contradicciones.

De este lado del Paso de los Vientos, aún cuando las normas sociales son mucho más estrictas y se pone un especial énfasis en las apariencias, insisto en las chancletas. Siempre que la circunstancia me lo permiten, regreso a mi indumentaria preferida: bermudas, pulóver y chancletas. Por eso me vi retratado en las más recientes declaraciones de Rafael Hernández.

Para el director de la revista Temas (a quien vi pocas veces, pero siempre con unas mugrosas sandalias de cuero), el debate que se libra sobre la realidad cubana en los blogs y las redes sociales, no es más que un ciberchancleteo. Una vez acuñado por Hernández, el término ha sido incorporado de inmediato por los acólitos del régimen para atacar a Yoani Sánchez.

Suscribo palabra por palabra el post Ciberchancleteo y “objetividad”: una apostilla a Rafael Hernández aparecido en Penúltimos Días, de manera que no tengo nada más que decir al respecto... salvo que me encanta andar en chancletas, lo disfruto muchísimo.

7 comentarios:

Wendy dijo...

Camilo muy bueno. Me he reído mucho y sí, es verdad, siempre te recuerdo con chancletas y en short. Ese era tu disfraz habanero. Eres un guajirito lúcido y chancletero.

Virtudes (Miami, FL) dijo...

¡Chancleteramente genial!

Anónimo dijo...

La ilustración es muy buena. eso somos, miles de chancletas que flotan en el ciberespacio en direción a la cara y las nalgas de ese viejo cagalitroso.

Odette dijo...

So chancletero...

Yudy dijo...

Hola!
Tratando de encontrar informaicion relacionada con el programa de Tia Tata Cuenta Cuentos, me encontre' con tu blog El Fogonero y decidi' enviarte este mensaje para compartir sobre el grupo de Crucences que tenemos en Facebook.
http://www.facebook.com/group.php?gid=80891248094&v=wall&ref=ts
Por cierto, te felicito por la calidad de tus arti'culos.
Sinceramente,

SILVIA dijo...

hoy me he detenido a leerte ,
y ahora tgo ganas de tener todo lo q hayas publicado cálido chancletero yo tbién las aoro, gracias.

Yurián dijo...

Desde hace tiempo sigo el blog, he quedado tan cautivo con este post, pues yo siempre ando chancleteando; me he identificado mucho con esto. Chancleteando en cuba mi vida pase, hasta en una locomotora a vapor con chancletas maneje; En dominicana con chancletas seguí hasta la lotería nacional ingresar, y mientras mi vida pase con chancletas seguiré. Chancleteando siempre, y cuando a cuba regrese seguí (en el avión también chan...) chancleteando.
Cubano que no ha chancleteado no es cubano, es un extraño, un ser privado de las emocionantes chancletas que cuando mas contento estas pierden una tira y si son las metedeo, je... lo dejamos ahí con eso se hace otro post mas