10 jul. 2007

Almas solitarias

Hace unos meses la historia de Ryan Fitzgerald le dio a la vuelta al mundo. Ryan es un joven de Massachussets, extremadamente solo y con demasiado tiempo libre, que publicó su número de teléfono en YouTube y recibió un total de 5,000 llamadas y mini mensajes. "Aunque nunca te haya conocido, me importas", fue lo único que dijo Fitzgerald para merecer tanta atención. Después de semejante experiencia, Fitzgerald aseguró que le gustaría contestar todas las llamadas que pueda.
Vianco Martínez halló a un campesino que vivía solo en lo más intrincado de la Cordillera Central. A Vianco le apasionan las historias que cuentan causas perdidas y azares encontrados. Ya no recuerdo el nombre de aquel campesino que le salió al paso al galope de un mulo. Pero no olvido la cara de asombro que puso Vianco para contar el momento en que el viejo sacó un celular en medio de aquel páramo para hablar con no sé quién que estaba no sé dónde.
Ryan Fitzgerald advirtió que no había pretendido alcanzar ningún récord al publicar su número telefónico, que sólo lo había movido la "genuina interacción humana". Tanto el joven de Massachussets como el anciano de la Cordillera Central son una prueba de que cada vez se hace más difícil estar sólo. La soledad, como la literatura, tendrá que valerse de otras formas para sobrevivir.

No hay comentarios: