28 nov. 2016

Por muy pocos que sean

Lo que ha quedado,
entre el polvo
de la noche y la piel
desnuda de la isla,
ya está
fuera
de tu alcance.

Es casi nada,
pero será
más que suficiente.
Ya no importa
lo diga
el eco
de tu eco.
Eso no
nos hará
más pobres
ni menos libres.
Ahora
solo te resta
entender
al silencio,
comprender
la falta
de autoridad
que tienen
los mausoleos,
respetar
a los que aún
sacan
fuerzas
para volver
a empezar de cero.

Por muy pocos que sean,
en sus manos está el futuro.

No hay comentarios: