4 may. 2010

Solo por eso

Las canciones son ese silencio que suena cuando no queremos oír nada,

la voz de los mudos,

las señas que hacemos al aire para que nos entiendan.

Las canciones son ese inexplicable abrigo que nos ponemos

cuando el sol del mediodía arrasa con todo lo que nos rodea.

Las canciones son el sábado que nos espera cuando es apenas lunes,

el verano que habrá después de un largo invierno que aún no conocemos,

aquellas comidas que hacía la abuela cuando la familia se reunía

alrededor de sus muertos y de sus batallas perdidas.

Las canciones,

aunque al final se olviden,

son lo único inmortal que, con toda seguridad, podremos tocar.

Las canciones son más de lo que podemos tener

y por eso,

solo por eso, no son más que canciones.

4 comentarios:

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

La canción del que espera, la del que escribe lo que otros quieren cantar, la que nos cantaron de niños, la canción que te descubre y la que se acomoda como la sangre debajo de la piel, la que fluye con armonía, como una fragancia exquisita, y la canción que nos hace volver al polvo después que nos elevaron desde la sorpresa.
Es bello lo que escribes, !si yo escrbiera así compadre!

Robert Soto Legón dijo...

Preciosa foto, hermoso texto y lindo primer comentario. Saludos.

Juan Carlos Recio dijo...

Camiloo, eres vitamina, con post siempre "de puta madre" que ya se sabe pero bueno.

Anónimo dijo...

Lindas esas pepillas.
¿Son tus tías?
TQM
Firma: El Pionerito del ISA: