16 ene. 2014

Inundaciones

El río Damují es un círculo de hierba encima del agua,
un rastro sobre el que no se puede nadar.
Debajo están las casas con sus portales intactos,
tendidos a la sombra de las flores que flotan.
El río Damují es un camino de piedra
que ahora no conduce a ninguna parte;
una mujer que se arrodilla para lavar su pasado
y tenderlo en el fondo de la tarde.

Un barco da vueltas sobre sí mismo
hasta llegar al antiguo puente de vía estrecha.
Allí los meses también se acaban,
los animales de agua dulce dejan de respirar
y se mueren frente a la paz sin nombre del día.

El río Damují es el humo de fin de zafra,
un viejo retrato de familia del que nadie ha vuelto a saber.
Ahora la gente se amontona frente a los espejos
sin ninguna razón aparente,
las libélulas entran en las casas y nunca más vuelven a salir;
ahora la luz es un círculo de hierba
y las palabras han quedado al descubierto, mientras todo lo demás se hunde.

No hay comentarios: