17 sept. 2013

Hubo un país donde nunca era el lugar ni el momento


Silvio Rodríguez ha trocado y extraviado ya tantas cosas, que perdió hasta la capacidad de sorprendernos. Sus palabras sobre la célebre estrofa de Robertico Carcassés han sido justo las que esperábamos, hechas a la medida del personaje que él encarna en la Cuba actual: un anciano conservador y lisonjero que eterniza dioses del ocaso.
—Creo que Robertico cometió una gran torpeza al escoger el acto por la liberación de Los Cinco para lanzar su pliego de reclamaciones —dijo el autor de ‘Debo partirme en dos’—. Hubiera preferido que lo hiciera en otro concierto, en un disco, en otro ámbito, porque considero que la lucha por la libertad de Los Cinco es una bandera sagrada del pueblo de Cuba, muy por encima de otras consideraciones”.
Llama poderosamente la atención que lo sagrado para Silvio sea la lucha por la libertad de los 5 u 4 (ya saben, la conformación de los espías ahora se parece a la de aquel grupo de ciegos) y no la lucha por las libertades de todos los cubanos.
Ya una vez, cuando Pablo Milanés dijo lo que pensaba sobre su país, Silvio reaccionó de inmediato. Entonces, también la pareció que no eran ni el momento ni el escenario adecuados. Es inconcebible que un individuo que ha dicho cosas tan hermosas de la libertad, insista tanto en que se la quiten o administren a los demás.
La actual actitud de Rodríguez explica por qué sus composiciones actuales son tan mediocres. Imagínense el debate interno que debe sufrir cada vez que se le ocurre una canción. ¿Serán el lugar y el momento adecuados?, se preguntará. Por eso al final del viaje, cuando por fin pone lo hallado, nada se salva… ¡ni con arreglos de Robertico Carcassés!
El Cardenal Ortega de la cultura, como le llamaron hoy en las redes sociales, ahora prefiere pensar lo que dice en lugar de decir lo que piensa. No satisfecho con eso, también pretende que los demás hagan lo mismo. Mientras tanto, dos viejos bueyes siguen arando el porvenir de todos nosotros, sin permitir que retoñe la más mínima esperanza.

7 comentarios:

Ramon Ramirez dijo...

Hola Camilo, lo comparto a manera de aclaración para amigos en CR, q se mantienen como admiradores de Silvio, pero no están actualizados sobre su actuación ante los sucesos y problemas en Cuba. Gracias!!

Anónimo dijo...

Y ES TAN DESCARAO QUE LO INVITA A UN CONCIERTO PARA QUE DIGAN QUE ES UN CONTESTATARIO CHIVATON ES LO QUE ES EL.

Anónimo dijo...

Bordadito, como un unicornio de macramé.

Kundejo dijo...

En realidad Silvio no iba a decir nada, pero como Edmundo le toco su golondrina no le quedo mas remedio que dar el paso.

Esta estrofita se le deje en Twitter al "patriota" del exilio antes mencionado.


Una golondrina no hace verano
Ni el monte una jutia
Y el papagallo de Edmundo Garcia
Por la patria, orgulloso, da el ano

Ana Tania dijo...

Él, es el único que ya perdió su lugar y su momento. O mejor dicho, los vendió.
Ayer murió Daniel Díaz Torres; posiblemente, lo conocías.
Saludos,

Anónimo dijo...

La hija tuvo que sacar la cra por él, ahora ella es la que lleva los pantalones en la familia.

Anónimo dijo...

MUY BUENO VENEGAS VAS BIEN