30 oct. 2012

El comandante Menoyo y el chivato Capote


El día que supe que el escritor cubano Raúl Capote era un agente de la Seguridad del Estado, traté de recordar las conversaciones que tuvimos. Reuní los pedazos que me quedan en la memoria de aquel Cienfuegos, de aquella Cuba. Sentí pena, mucha pena.
Nunca más volví a pensar en eso hasta ayer, en que un amigo común me remitió un link de su blog El adversario cubano. Aunque el nombre está puesto con esa intención, no logra confundir a nadie. No se trata de la bitácora de un escritor, sino de la agenda de un policía.
El envío del amigo era a propósito de un post: “La muerte de Eloy Gutiérrez Menoyo”. Cuenta Capote un encuentro suyo con el comandante en la Feria Internacional del Libro de la Habana. Como se sabe, ese evento se celebra en  la Fortaleza de la Cabaña, una antigua prisión donde Ernesto Guevara ejecutó antes del juicio a cientos de cubanos.
Aunque Raúl trata de humillar a Menoyo en el mismo escenario donde ya había sido vejado por Fidel Castro, durante más de dos décadas de presidio, no hace falta defender al héroe del cobarde. La historia se hará cargo de eso cuando recupere la libertad de poner las cosas en su sitio.
Cada hombre es libre de tomar el camino que prefiera, pero si elige el del miedo siempre será un preso de sí mismo. Por eso, de todo lo que dice Capote, solo quisiera pedirle que tenga la delicadeza de no mencionar a Patricia Gutiérrez Menoyo en sus ripiosas palabras.
Ella es ahora una dama llena de dolor. Por segunda vez en su vida se está acostumbrando a la idea de seguir adelante sin la presencia de su padre. Al menos respeta eso, compadre. Sé que te pido demasiado al reclamarte un poco de pudor, pero haz un esfuerzo.
Una última cosa. No digas más que eres amigo de gente que te abrazó en el pasado. Cuando se ejerce el oficio de chivato se está exento de esa responsabilidad. No embarres con tu actual miseria a los que una vez te quisieron limpiamente.

17 comentarios:

Blanca Acosta dijo...

!Vas bien, Camilo! Eso de exponer a un chivato es tarea muy, muy importante.

Anónimo dijo...

OYE ASERE YO ESE TIPO ME SUICIDO HOY MISMO. QUE ASCO. Y TU CAMILO, VAS BIEN, VAS MUY BIEN.

Gerardo Fernández Fe dijo...

¡Bien, Camilo, firme y acertado!

Anónimo dijo...

CADA DIA TE ADMIRO MAS... GUAJIRO DE LOS CAMARONES CIENFUEGUEROS... ERES MODESTO... PERO CON COJONES... COMO DEBE SER!!!!

Jovana Martinez dijo...

Excelente!!!

Alejandro Aguilar dijo...

Espectacular. Por suerte ni recuerdo quien era ese Capote. Era un gordo de ojos claros?

Orlando González Yero dijo...

Tienes los c... muy bien puestos. Te felicito.

Raisa dijo...

Gracias, Camilo, por El Fogonero y por decir lo que dices de la manera que lo dices. Te admiro desde que te conoci en 1983 en Cubanacán. Eres el mismo, no cambias. Un beso graaande.

Gabriel G. dijo...

Excelente!!! ...y camiliano como todo lo que escribes, guajirito.

CARLOS ZAMORA dijo...

CONOCI A ESE TIPO EN CIENFUEGOS Y EFECTIVAMENTE SE HACIA EL GUSANO TODO EL TIEMPO. DESCARAO. YA PASARA LA VERGUENZA DE PEDIR PERDON EN UNA CUBA LIBRE. GRACIAS CAMILO POR TU HONESTIDAD. TE APLAUDO QUE TAMPOCO HGAS VIDA DE EXILIADO. DICES LAS COSAS QUE QUIERES DECIR Y TIENES UNA VIDA APARTE, SIN CONVERTIR TU OPINION EN UN NEGOCIO. TE APLAUDO POR ESO Y TE ADMIRO.

Amir Valle dijo...

Querido Camilo,
gracias por decir lo que yo, por simple ética, no puedo decir. He jurado jamás levantar mi voz contra otro cubano, sea cual sea su postura, porque ya estoy cansado de incentivar los odios que otros nos inyectaron y que nos dividen. Pero este pequeño escrito tuyo me ha conmovido mucho. Eloy, como cualquier ser humano, tuvo sus contradicciones, pero era un hombre bueno, noble y sincero. Y Patricia es una gran mujer. Lo puedo confirmar con cientos de anécdotas personales. Sólo eso puedo agregar a tus palabras. Nuevamente, gracias.

Anónimo dijo...

Genial Camilo!!!, una digna respuesta para un cobarde infame.
Esto que escribo a continuación es para, en las medidas de tus posibilidades, se lo hagas llegar al chivato de Capote (su blog tiene moderador y todos sabemos que eso significa no publicar las "verdades incómodas")

Raúl Antonio Capoteo, escribir de Menoyo en los términos que lo haces, cuando yace muerto, cuando ya no tiene derecho a réplica, cuando menos es una vil bajesa. Pero la historia ya te juzgará por lo que has sido, eres y serás.

Menoyo se jugó la vida a tiro limpio en el Escambray, al igual que hicieron el resto en el oriente del pais, por acabar con una tiranía que enluto a Cuba, por eso, solo por eso merece respeto y un lugar en la historia de nuestro Pais. Una historia que le ha estado negada desde hace mucho tiempo.

Que les decían los comevacas, es verdad, muchos de sus tropas cometieron desmanes, al igual que lo hicieron muchos rebeldes de los que estaban en oriente, solo que la historia la escriben los que vencen y cuando lo hacen omiten muchos de sus errores para hacer leña de los errores de los contrarios.

Menoyo fue un hombre cabal con sus ideas hasta los ultimos dias de su muerte. Que tuvo vínculos con la CIA y con ALPHA 66, puede ser aunque es algo que debe ser probado, no basta solo con acusar. El Che entrenó a Sabimbi y mira a donde fue a parar este matando en Angola. El gobierno de Cuba apoyó abiertameten a Gadafi y todos sabemos que su régimen enluto a cientos de familias en Libia (aun cuando la guerra que lo derrocó y asesino ha sido algo terrible). También se apoyó a Milosevic mientras este hacia limpieza etnica en Kosovo. Se defiende al régimen de Ahmadineyad y este sigue negando el holocausto judio. Se defiende a Al Asad y este llena su pais de sangre a cada paso al mejor estilo de su padre, el difunto Tirano. Se mantienen estrechas relaciones con Corea del Norte y no se es capaz de criticar su régimen-totalitario-hereditario. En fin que de apoyo y alianzas es mejor ni hablar porque el fango salpica a todos.

Ojalá algún día tambien tengas la decencia, ya que dices ser historiador, de hacer una revisión de la historia y de estudiar, por ejemplo, los fusilados por el Che sin mediación de juicio en la cabaña. Muchos eran torturadores y conocidos esbirros batistianos, gente infame, pero otros eran simples soldados que nunca asesinaron, torturaron o cometieron delito alguno. Pero aun así, culpables o no, esos fusilados merecian un Juicio Justo, porque de eso se trata de hacer justicia.

Camilo Venegas dijo...

Querido Amir:
El último párrafo de este post se refiere a ti. Me ha hecho muy feliz tu comentario. Un abrazo grandísimo, mi hermanito.

Lourdes, San Juan dijo...

Te agradezco este post, Camilo Venegas /// No te conozco pero fue justamente Patricia Gutiérrez Menoyo quien me habó de un escritor cubano muy talentoso que había conocido en Santo Domingo /// La memoria de los héroes no se puede ensuciar de esa manera. Muchas gracias por tu valor y tu fidelidad con los buenos de tu patria ///

Anónimo dijo...

EXCELENTE!!!!!!!!!!!!!

CH dijo...

TU ERES LA TRANCA DE GUACHINANGA GUAJIRO. CUANDO SEA GRANDE QUIERO SER COMO TU. ABRAZOS DESDE LOS MADRILES

Escombros Hablaneros dijo...

Camilo, ese chivato a mucho tiempo perdió el respeto, no solo de los que en algún momento fuimos engañados por su sucio oficio. Creo que no gastaría ni una oración en responderle.