28 feb. 2010

Un pelea cubana (en vano) contra la web 2.0

El Granma reaccionó tarde a la muerte de Orlando Zapata Tamayo. En verdad el diario oficial del Partido Comunista de Cuba hubiera preferido no tener que dar la noticia. Contaba con una excusa para ello. La inmensa mayoría de la población cubana es sometida a un apagón cibernético, su único acceso a la información, fuera de los medios oficiales, es a través del boca a boca, ese recurso al que tanto apelan los mercadólogos de hoy en día.

Pero los pocos cubanos que se las ingenian para acceder a la red, lograron un increíble efecto multiplicador de la noticia. De nada valió que se reprimiera a los opositores para que no asistieran al sepelio de Orlando, poco importó el cerco sobre Banes, ni siquiera que a los corresponsales extranjeros se les impidiera viajar al Oriente del país. La muerte del prisionero de conciencia estremeció al mundo y se convirtió en una condena silenciosa pero contundente contra el oprobioso régimen.

Enrique Ubieta Gómez fue quien se prestó para ofrecer la excusa oficial: era un delincuente, no un héroe. En verdad se hace muy difícil oponerse al fidelismo sin perder la honra en el intento. De una manera o de otra, los perseguidores cubanos se las ingenian para hacer mella en la dignidad de su oponente, para descalificarlo ante el mundo. Justo un “amigo” de Ubieta “se tomó el trabajo de revisar la gran prensa digital, para definir el origen de la campaña mediática contra Cuba, a propósito de la muerte de Zapata Tamayo”.

Según Ubieta, “el resultado es revelador; de 100 titulares de prensa en el mundo referidos a este suceso, 93 proceden de dos países: España (52) y Estados Unidos (41). En el caso de España, de esos 52 titulares, 14 pertenecen a El País, 12 a El Mundo y 12 a ABC. Los restantes se distribuyen en otros nueve medios. En Estados Unidos, de los 41 titulares, se publicaron 24 en la prensa hispana (11 de ellos en El Nuevo Herald y 7 en el Diario de las Américas) y 17 en la anglosajona, repartidos en 5 medios, aunque solo en The Miami Herald aparecieron 11”.

Después de ese pormenorizado desglose estadístico, digno de Pestana (el mítico personaje que contabiliza la historia del béisbol cubano hombre a hombre, acción tras acción), Ubieta hace una advertencia: “No incluimos en esta lista, por supuesto, a los blogs” (ni Facebook, ni Twitter, agregaría yo). Eso explica la inutilidad de su ejercicio anterior. Él, como el gobierno que le mueve como a una marioneta, no entiende que el impacto de la Web 2.0 solo es comparable con la revolución industrial.

El texto de Ubieta que el Granma publicó, antes había sido posteado en su blog. No hubo que cambiarle ni media palabra, fue escrito en la misma horma, esa que ignora cuánto han cambiado las comunicaciones en los últimos 5 años. Los mercadólogos actuales apuestan a las redes sociales por encima de los medios tradicionales. El Gobierno cubano (y con él el inefable Ubieta) apuestan a las reglas del juego que estaban vigentes cuando sus líderes (hoy octogenarios todos) ascendieron al poder. Eso explica por qué están perdiendo también la batalla mediática.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Camilo:
Esta muy bien mencionar nombres. Yo le dejé un mensaje a ese Sr en su blog.
La memoria no es solo recordar lo pasado sino también evitar las catastrofes que pueden venirnos encima.
Un abrazo
Armando

Carmen Valdés Torrado dijo...

Gracias Camilo por regalarnos estos anàlisis .Un saludo cariñoso de Mêxico

Armando Valdes Zamora dijo...

Gracias Camilo.
Yo, como mucha gente que conozco, siempre leo tu blog.
Al leerte la nostalgia me recuerda nuestros museables trenes de Las Villas.
Un abrazo dominical desde Paris

Renay Chinea dijo...

Fantástico análisis. Me encantaría conocer a Ubieta!. Tengo algo que decirle, pero en persona.. Algo acerca de todos su muertos...

Benie Miranda dijo...

Como siempre tus comentarios son de mucha informacion, especialmente para Los que como yo nunca hemos vivido en Cuba nano este regimen opresor. Saludos.

Raúl Jorge dijo...

Ubieta viene a interpretar la "canción sin palabras" de un régimen que no tiene nada que decir. Espanta el cinismo y la disposición con que este señor presta su alma a la mentira y al crimen. Según él, la "contrarrevolución" no tiene mártires y por eso quiere inventarse uno con Zapata Tamayo.
Primero el tópico oficial de que la revolución no tiene oposición, sino una raquítica excrecencia reaccionaria que jamás llegará al martirologio real canónico de la única Cuba posible. Eso sabe a tribuna (como toda su "brillante" defensa) y es por eso endeble y falso. Pero hay miedo en esas palabras, porque suenan aquí y en todo momento a ejercicio de autoafirmación.
Segundo, cuánto se nota su boyante condición de 'think thank', es decir, que todavía no ha caído en desgracia, que no conoce todavía los "rincones oscuros" ni los "interrogatorios no convencionales".
Tercero, lo que él llama "algunas agencias de prensa y algunos gobiernos" es poco e insignificante sólo en su retórica aplicada a convencer a quienes no sepan que estas voces de rechazo representan a casi toda la opinión occidental, y que sólo es una parte conocida, no la que corre de boca en boca, de corazón en corazón y que no por desconocida deja de ser infinitamente más grande y decisiva.
Cuarto, se le quiere "robar la muerte" a Zapata, se le quiere reducir a preso "común", a delincuente, y en esa infamante labor transcurre buena parte del escrito de Ubieta. ¿Por qué no dice este privilegiado del sistema, este acucioso estadístico, el número de cubanos que en cualquier época de la siempre convulsionada historia de Cuba cambiaron su uniforme de "preso común" para ser "mártires" de la patria"? ¿Cuántos, de la etapa previa al comunismo, no fueron "considerados" y dejaron de ser parte del ancient regime para entrar en las "filas gloriosas de la revolución"? Quisiera decirle a este ilustrado perseguidor de conciencias, a este vil lamebotas, que su castillo de naipes jura en su perfección por su gran culpa, y que puede esperar, que alguna vez le tocará su turno.

a dijo...

camilo yo estudie con ubieta en moscu y te juro que era un tipo normal, hasta buena gente era, nunca me imagine que acabara siendo el hijo de puta en que se ha convertido. el es la pruebaa mas eficiente de cuaan desshumanizado se puede convertir un regimen cuando la unica razon qu le aasiste es la sin razon que emaanaa de si mismo. pobre ubieta, menudo legaado le estaa dejando a sus hijos, los compadezco.

Rodrigo Kuang dijo...

Chama, este es un post especialmente lúcido. Coño, qué bien se te da el desentrañar cosas con el razonamiento. Te felicito de corazón de la misma manera en que compadezco a esos bloggeros institucionales que, en sitios de nombre tan paradójico como "Cuba debate", se cagan en la semántica y escapan de la polémica, sólo dejando pasar comentarios afines.
La historia los absorverá.

Anónimo dijo...

Camilito:
Busca a este descarao:
http://tiemporeal.wordpress.com/2009/01/

un tal Gómez Barata o algo así....

de veras que los regímenes militares paren cada bicho!!!!!!!!

Anónimo dijo...

genial...
¡¿hasta cuándo cubita será el cagadero de las auras tiñosas?!