13 sept. 2011

Gracias, Leila, por tu belleza

No me gustan los concursos de belleza. Siempre me ha parecido que promueven una cultura perversa y no pocos ideales equivocados. Amelia Vega, la única dominicana que ha logrado coronarse como Miss Universo, no se parece en nada a las dominicanas más bellas que conozco. Ni se mueve ni habla como las mujeres de este país.
Ser reina de belleza es algo todavía más inútil que ser reina de verdad. Por eso siempre rehúyo de esas falaces competencias donde se premia, en verdad, a un sinnúmero de falsedades que muchos acaban creyéndose. Aún así, ayer me vi arrastrado por una avalancha de tweets que narraban cómo se decidía quién sería Miss Universo 2011.
Cuando supe que entre las finalistas había una negra angolana, decidí apoyarla sin siquiera haber visto su rostro. En verdad no estaba defendiendo su belleza sino lo que ella entrañaba. Hace 10 años que vivo en República Dominicana y desde entonces soy testigo de una causa perdida: la lucha de tantas mujeres hermosísimas contra su propia naturaleza.
El domingo, en el cumpleaños de una amiga, tuve una amarga discusión con una odontóloga mulata que estaba convencida de que era rubia. Para ella, lo negro comienza incluso mucho más allá de su hermana, quien, según sus propias palabras, “tiene el cabello de haitiana”.
Estoy feliz por la corona de Leila López. Ojalá que muchas dominicanas, cuando se miren hoy al espejo, descubran que son tan o más bellas que ella. Ese podría ayudarlas a entender que nunca serán otra cosa que no sea lo que son. Eso podría  convencerlas también de su verdadera identidad.

9 comentarios:

Crystal Luna dijo...

Me encanto este escrito, Nunca había estado mas de acuerdo contigo en este país las mujeres se avergüenzan de su color y sus herencias quieren transformarse en las mujeres que no son!

Yo amo ser negra mulata de esta isla hermosa! Ojala muchas sientan lo mismo :)

Waddys Jaquez dijo...

AMEN!!!

Alejandro Burgos dijo...

Qué gran verdad! ... a veces salgo a la calle y creo que estoy en Munich.. lol

Isel Pujol Acosta dijo...

tienes toda la razon

Ainelid Taveras dijo...

Gracias por escribir esto.A mi país, a mi gente, a las mujeres de esta y otras tierras, nos viene muy bien.

Brigida Lopez dijo...

asere usted siempre tan asertivo en sus comentarios y este no es menos. ''Lo de adentro es lo que dana no de lo afuera'', aceptación es lo que les falta a tantas negras/ rubias.

Thelma Leonor Espinal dijo...

muy de acuerdo, un abrazo desde Santiago.

Anónimo dijo...

No sólo dominicanas. En África son innumerables las lesiones en piel producidas por productos blanqueantes. E incluso en Asia, las tailandesas añoran ser como esas blancuzas japonesas que se pasean por sus calles con la cámara en la mano.

Raysa Reyes dijo...

Soy Dominicana de piel "triguena", pero con rasgos chinos pues mi bisabuela paterna lo era.. y como ha sido mi vida en esta hermosa media isla??, de burla y falta de respeto y consideracion por mujeres y hombres... Pienso que el mundo desde hace mucho ha perdido el sentido de lo que realmente es valioso en la vida: El amor, el respeto, el trabajo honesto, el "conocimiento" que genera poder y discernimiento, en nuestro pais no importa lo que tengas en la cabeza y el corazon, la gente te mide por como te ves por fuera y ademas lo que tienes o dejas de tener....