8 dic. 2019

Otaola es un espejo donde nos vemos reflejados

Hace poco recibí una petición de Change.org. Solicitaban mi apoyo para un acto de censura. “Queremos cerrar el programa Hola Otaola, ya que este incita al odio, bullying, acoso, tiene dividido al cubano y el youtuber Alexander Otaola es un doble moral”, decía el texto.
En uno de los últimos chats que tuvimos, Lichi Diego me hizo una advertencia: “El problema ya no son los cubanos que tienen doble moral, el problema ahora son los que la tienen triple”. A menudo me viene esa frase a la cabeza, mis compatriotas me hacen recordarla una y otra vez.
Nadie, nunca, ha dividido más a los cubanos y ha promovido más el odio y la exclusión entre nosotros que Fidel Castro. A ninguno de los que ahora exigen “No más Otaola”, jamás lo vi exigiendo “No más Fidel” o “No más dictadura” (que no es lo mismo, pero es igual). 
Otaola es un espejo donde nos vemos reflejados. Cada emisión suya nos exhibe tal como somos: una nación con una asombrosa capacidad para culpar a otros por nuestras desgracias y una absoluta incapacidad para reconocer que solo nosotros somos responsables de todas y cada una de nuestras miserias.
Como pueblo, padecemos una especie de estrabismo en la conciencia. Siempre que debemos señalar al verdadero culpable, miramos para otro lado. ¡Hay que joderse!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada cuál se ve en el espejo que desea, nunca he visto que el espejp quiera verse en alguien.Yo jamás quisiera verme en un espejo de Otaola, ni de ningún dictador. Los que deseen verse en el espejo de Otaola será que necesitan tener presente en sus vidas un gran dictador. Bendiciones.

Unknown dijo...

Me gustsria leer sus comentarios de algun escrito acerca de Fidel Castro, sin palabras para hablar de tamaño HP. Contra Fidel hasta siempre, cdo el pueblo sepa la verdad, entonces quizas opine sobre Otaols