8 feb. 2017

La cuerda del reloj

¿Por qué no estoy en esa foto
donde los míos me miran
con abatimiento,
conscientes de que no había
nada que poner en la mesa
cuando cayera la noche?

¿Por qué no esperé
a que pasara alguien
y manejara por mí
aquel aparato soviético,
que fuera él
quien viera cerrarse
la cortina negra
y escuchara
el sonido roto
de la cuerda del reloj?

¿Qué hago sin ellos,
justo aquí,
en medio de una tarde
que no acabo
de comprender,
a la espera
de la alegre sobremesa?

¿Por qué no estoy en esa foto,
me pregunto
otra vez,
mientras las palabras
finalmente se rompen,
como aquel frágil hilo de metal
que enrollábamos cada mañana
para que siguiera pasando el tiempo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ufff
Y lo peor, ya nunca podremos estar en esas fotos que se fueron, como el tiempo, como ellos, como nosotros en algún momento.

Unknown dijo...

Algo se detiene, candela esto me encantó.