20 may. 2016

Yanelis Martin Serralvo

Lucy, Harold, Yanelis y Popy en su casa de Manicaragua. Años setenta.
Hoy perdí uno de los recuerdos más lindos de mi infancia. Mi prima Yanelis Martin ya no aparecerá más a decirme nada. Siempre la recordaré como aquella niñita intranquila, curiosa y buena que llegaba en el tren de Cumanayagua, con sus padres (mi prima Lucy y Popy) y su hermano Harold, para pasarse todo el fin de semana con mis abuelos y conmigo. 
La recuerdo corriendo por el andén de Camarones, persiguiendo mariposas o asustada por el estruendo de los interminables trenes de carga, siempre feliz, siempre linda. Cuba y sus circunstancias nos separaron de adultos, pero siempre me quedará la infancia que compartimos. Te quiero, primita linda, te voy a querer siempre.


***
A principios de mayo, para tratar de aliviar en algo los duros días por los que pasaba Yanelis, le regalé este post: El piano de mi prima Lucy.

No hay comentarios: