29 may. 2016

Cuba está cambiando para quedarse como está

Tengo 48 años. Aunque en lo esencial llevo por dentro a un Camilo muy parecido al adolescente y al joven que fui, mi espalda y mi estómago no me dejan mentir. A veces, cuando me excedo, uno de los dos, ¡o los dos!, me llaman a capítulo. Eso ha hecho de mí un hombre más (co)medido a la hora de hacer planes.
Por eso me asombra tanto que gente de mi edad y aún mayor que yo, tengan proyectos tan optimistas para el futuro de Cuba. Por más números que tiro, la Cuba que quiero (y que creo merecer, no solo yo, sino todos mis compatriotas) no es posible en menos de 20 años. Entonces, yo ya tendría 68.
Si ahora Cuba es un país para viejos del que cada vez más jóvenes se van; entonces será un país para jóvenes, en el que los viejos tendrán que hacerse a un lado. Mi país necesita ser reconstruido desde la punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio; pero hay algo que urge más que el cemento, los ladrillos y la arena: la sociedad civil.
Esa es la principal razón por la que no podría volver a vivir en la Cuba actual. En mi país hay una dictadura que todas las semanas reprime y repudia a los pocos que se atreven de verdad a pensar diferente. Llamar al régimen de Raúl Castro por cualquier otro nombre, es un penoso eufemismo.
Hace 16 años que hablo y escribo con total libertad. Me siento incapaz de volver a tener que matizar, disimular, encubrir, callar o temer. Sé que otros pueden hacerlo y sus estómagos les responden estupendamente; pero el mío, lo dije al principio, se ha puesto cada vez más exigente.
A muchos les gana el entusiasmo y a otros el instinto de supervivencia. Yo prefiero no dejarme engañar ni engañarme a mí mismo: Cuba está cambiando para quedarse como está.

1 comentario:

Armando dijo...

"Mi país necesita ser reconstruido desde la punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio; pero hay algo que urge más: ...la sociedad civil".
Totalmente de acuerdo contigo. Anoche en mi senil desvelo de siempre pensaba en eso. Y me hiciste recordar a Gardel, porque yo tengo 65 y hace "un soplo" tenía los años que tu tienes ahora. Gracias por tu artículo y cuídate mucho: Tú al menos tienes la esperanza de ver ,ese "país para jóvenes, en el que los viejos tendrán que hacerse a un lado". ¡Ojalá los jóvenes de ese tiempo tengan la sabiduría de valorar la experiencia de los viejos que le cedieron el paso! Un saludo.