21 mar. 2016

Cuando el Hombre Noticia no está en un país libre

Roberto Cavada es un hombre de éxito. Además de un enorme talento, posee un increíble instinto para saber lo que tiene que decir en el momento en que debe hacerlo. Eso ha quedado demostrado una vez más en La Habana, durante la cobertura noticiosa del viaje de Barack Obama a las ruinas de Fidel y Raúl Castro.
En República Dominicana, Cavada es reconocido como el Hombre Noticia. Desde el espacio que dirige y conduce en Telesistema, se ha ganado la admiración de muchos dominicanos. Ha sido tanta su osadía, que hace cuatro años, durante las elecciones presidenciales, fue sacado del aire por la Junta Central Electoral.
Pero eso llama tanto la atención que ese Cavada (que aborda con valentía los temas más controversiales y sensibles de la sociedad dominicana, que enfrenta a políticos, denuncia a corruptos, cuestiona a militares y desafía al candidato oficial a la presidencia), sea el mismo Cavada que trasmite ahora desde Cuba.
Cuando el Hombre Noticia no está en un país libre es muy cuidadoso. Hace años interpretó a Fidel Castro en una serie de televisión, de manera que se ha visto en los zapatos del dictador. Él conoce muy bien a la dictadura de Cuba y los métodos que utiliza para perseguir a sus ciudadanos hasta en el exilio.
Ayer, cuando Roberto contaba en Twitter lo que estaba ocurriendo en La Habana, le pedí que no solo le hablara a los dominicanos de Obama, que también les contara sobre los terribles actos de represión que habían ocurrido esa misma tarde en la capital cubana.
Esa cobertura te la dejo a ti —me respondió.
Si me da un espacio en su noticiero, me encantaría hablar de los cubanos que no tienen voz, de los que son pateados por paramilitares y encarcelados sin el debido proceso, de los que tienen que robar para comer, de los que tienen que prostituirse para subsistir, de los que no tienen acceso a otra información que no sea la oficial de la dictadura.
No tengo su talento, pero en los únicos zapatos en los que me he visto siempre es en los míos y no cambio por nada la libertad que me da eso. Cuando quieras, Cavada, te ayudo a informar mejor sobre el país del que tú y yo tuvimos que marcharnos.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando sea grande va a ser chivato.

Anónimo dijo...

en general en cuba todos los conductores de programas en vivo, con gran poder de influencia sobre las personas en un momento dado son captados por el regimen mas tarde o mas temprano, de hecho no se les da el puesto si la tirania no tiene plena confianza en ellos.