29 mar. 2016

Acuse de recibo o el afán de coleccionar cosas

A finales de enero sostuve un diálogo con Manuel Sosa por el chat de Facebook. Fue a propósito de un post suyo sobre Los Reyes 73. Yo le pregunté si tenía grabaciones de esa importante y efímera agrupación cubana y él me respondió con una propuesta que me llenó de entusiasmo:
Mira, te puedo mandar un flashdrive por correo. Tengo muchas cosas de los 60 y 70 — me puso— Rumbavana, Ritmo Oriental, Los Latinos, Los Tainos, todos los grupos de ese tiempo. Déjame una dirección y te envío una memoria con eso y mucho más.
Anoche, cuando volví a casa, me esperaba un sobre que había llegado desde Scottdale, Georgia. Dentro, había 16 gigabytes de música cubana y una nota:
“Camilo, me confirmas si recibiste esto. Recuerda que muchas de estas grabaciones solo tienen valor de coleccionista, de rareza o lo que sea. El nivel de audio es disparejo, la calidad de la conversión digital no siempre es buena. Algunos fueron pasados directamente de la cinta magnetofónica o el vinilo a mp3. Tampoco tengo que aclararte que mucho de esto no refleja mi gusto musical, sino mi afán de coleccionar cosas. Un abrazo, Manuel”.
Mientras escribo este post, Radeúnda Lima, la Reina del Monte, dice que quiere disfrutar lo que perdió. Gracias a Manuel yo también puedo hacerlo. Con este acuse de recibo le mando mi abrazo y toda la gratitud por la indescriptible alegría que ahora retumba a mi alrededor.

No hay comentarios: