22 oct. 2014

Carne de cañón

La dictadura de Cuba está en condiciones de encabezar la lucha mundial contra el ébola y cualquier causa que se le ocurra a los dinosaurios que la encabezan. En mi país viven 11 millones de habitantes, pero solo pueden opinar libremente una persona y media.
Obviamente, nadie se va a oponer, ni siquiera los médicos que empujaron al corazón de la epidemia como carne de cañón. Se marchan con la esperanza de legarle a sus familiares más cercanos un puñado de dólares, aunque sea lo mínimo para sobrevivir en un país donde ya no hay mucha diferencia entre estar vivo y estar muerto.
En 1989, en una intervención donde le ratificó la pena de muerte a un antiguo compañero de armas y al más capaz de sus generales, Fidel Castro admitió que hacía un año que no se ocupaba de los asuntos del país. Antes que resolver las necesidades más apremiantes de sus compatriotas, al comandante le resultaba más excitante una lejana guerra.
Por eso se encerró en su despacho frente a un enorme mapa de Angola y se dedicó a mover fichas. 25 años después nada parece haber cambiado. Ahora Cuba y su máximo líder son dos cuerpos muy desmejorados, que apenas se pueden sostener, pero aún parecen estar en condiciones de volver a una contienda en el “África ardiente”.
Los cubanos y las ruinas de su nación pueden volver a esperar. En 1989 los titulares de la prensa internacional destacaron el decisivo papel del régimen de la isla para acabar con el Apartheid. En 2014, hasta The New York Times ha alabado su rol en la lucha contra el ébola.
Una de dos, o son unos hipócritas o unos estúpidos; porque de todos los actos de demagogia del régimen este puede ser el mayor, por la desesperación y el cinismo que entrañan.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Fogonero hay otra lectura, quieren tirarle un cabo economico en un amarre componenda por arriba para que todo siga igual, con intereses de cuervos criollos exiliados que quieren sumarse a la picadera de ojos a Liborio mientras sueltan unas migajas de consuelo, este capitulo es un lavado de cara para poder presentarlos en sociedad como mirlos, despues siguen las etapas que ya estan bastante trabajadas, si no abrimos los ojos ni nuestros tataranietos veran democracia.

El Pitirre de Guaracabuya

Carlos Teyra dijo...

Lo triste es que el mundo piensa otra cosa...cree que es un acto de altruismo puro etc etc etc desconociendo los resortes de todo eso....

Jimmy Verdecia Ricardo dijo...

Y lo peor ,si hay riesgos de contagio no regresan.Cuanta ignorancia de muchos de los que ven este gesto como un acto de invaluable heroísmo e internacionalismo si los que vivimos en ese mostruo sabemos que en la guerra de Angola mandaron a nuestros amigos y familiares de servicio militar obligatorio de carne de cañon (mientras los generales bebían coca-cola en Luanda), en cajitas de metal que también sabemos que muchas no traían los cuerpos ,que vergüenza siento por esas personas que en los requisitos para ir a combatir el ebola no podían tener familia cercana,gentes sin hijos,sin mujer y sin dinero que apostaron todo por un carro y unos miles de dollares,doctores que trabajan por amor a la profesión si,pero cuando salían de una guardia se montaban en su bicicleta china o en el "camello" a ver si podían comprar los plátanos para la cena,como decia una canción;"nada mas importa"

Fernando Rodriguez Alvarez dijo...

Abajo la Dictadura!!!

Ivan Cañas dijo...

Buenisimo lo del 1 y medio....!

Raquel Betancourt dijo...

Amen!

Carlos Teyra dijo...

¿¿¿Cuándo se acabará de acabar esa macabra revolución???

Sérgio Delgado dijo...

"..una persona y media..."

Lazaro Horta dijo...

Lazaro Horta Mas de lo mismo. Triste historia la de nuestra querida Isla en manos de gente inescrupulosa mandando, empujando, obligando y sentenciando a nuestra gente a crear otra imagen de "bondad" ante el mundo. Recuerdo a mi hermano con 16 años yendo en pos de la liberación del pueblo angolano, propósito que el nunca llego a entender. Una pequeña Isla del Caribe mandando tropas de asalto a las antípodas del mundo. Mi hermano nunca se pudo recuperar del trauma que le dejo "su ayuda internacionalista" que después ya sabemos en lo que termino, agradeciendo a Dios que puedo regresar vivo y no en un ataúd expuesto ante los impotentes familiares que aun se preguntan el por que de todo aquello. Siempre que escribo sobre estas cosas lo hago por una necesidad imperiosa de dejar ir un poco la ira y la impotencia de no poder hacer nada, solo aliviar egoístamente mi eterna frustración con las decisiones a punta de dedo que ha caracterizado a esa persona y media que aun permanecen controlando los designios de Cuba.

Carlos Teyra dijo...

Esas guerras son una de las causas por las que Cuba vive tanta prosperidad....cuando yo lo digo, aquello esta perdido...solo para castros, y ahora, y como diría el guajiro, más entodavía, cuba para sus hijos y sus nietos....

Ivette Villazan Boris dijo...

No me token esa gaveta ke tiene cucarachas! !! Alguien muy cercano a mi se va pa Venezuela y por mas ke les he dicho lo ke pasa allí no entran en razón, dicen ke es la unica manera de hacer algo de dinero y comprar 4 cacharros pa la casa, le ronca los cojones ke tenga ke ser así por ese maldito sistema y los hijoeputas que mandan, yo estoy ke si me pinchan no echo sangre!!!!!

Belma Suazo dijo...

Muy bien dicho Camilo Venegas Yero,q verguenza

Leonardo Hernandez Cala dijo...

Apoyo total a tus palabras.

Lilo Vilaplana dijo...

Camilo toda la razon. Estos despotas son especialistas en hacer comerciales con el dolor y con la necesidad de un pueblo, de otros pueblos, para parecer humanitarios y son unos miserables oportunistas. El que les crea, es su problema. De acuerdo contigo.

Anónimo dijo...

realmente es asi.tienes razón en la mayoría de tus argumentos, creo que no tienes toda la razón cuando dices: Nadie, absolutamente nadie que haya vivido en la isla después de 1959, ha logrado enfrentar a la vida cotidiana sin sustraer algo o adquirir algo sustraído.
te equivocas aquí, conozco varios casos de gente de campo,campesinos pobres sobre todo, gente honesta que no ha tenido la oportunidad de montarse en el glorioso carro de la revolución de ladrones y para ladrones.claro han pagado su precio.han sobrevivido no se ni como.

Anónimo dijo...

De altruismo y generosidad pura, que es como lo quieren vender los iguanodontes y parece que hasta el NYT se lo compra, nada tiene este asunto, ni por parte del “uno y medio” que lo decidieron, ni por los necesitados médicos que por la promesa de unos dólares se han enrolado en esa aventura de grandes riesgos.

Lo veo además de como un acto de marketing, como una gran irresponsabilidad de los gobernantes cubano, que envían a cientos de personas a lidiar contra tan mortal y contagiosa enfermedad, a lugares donde no existen las mínimas condiciones ni los medicamentos para curar a los enfermos, ni tampoco los medios necesarios de protección para evitar el contagio y la muerte casi segura de más del 50% de los que se contagien.

También creo que en ello hay un acto de desesperación de los gobernantes cubanos, que se ven cada vez mas aislados internacionalmente por sus políticas de represión y por la ruina económica sin salida en la que han sumido al país y tratan de “matar dos pagaros de un tiro”: vendiéndose como solidarios internacionales por un lado y recaudando algunas divisas en el negocio por el otro; que de esto último no se han dado cifras que seguro existen, las que a no dudarlo implican ganancias por la venta de sus desesperados médicos para el gobierno cubano, que en eso de sacar dividendos por venta de la mercancía humana, si son buenos negociantes.