28 abr. 2014

Pito Abreu ahora se llama Mister Abril

A estas alturas de abril, José Dariel -Pito- Abreu estaría de brazos cruzados, dando vueltas en círculos alrededor de las ruinas del antiguo ingenio Mal Tiempo. La Serie Nacional de Béisbol ya concluyó y no hay competencias internacionales a la vista en Cuba.
Pero su suerte cambió en agosto de 2013. Lo ocurrido es descrito por el periódico Trabajadores como una “salida ilegal y silenciosa hacia un país del Caribe que se presume Haití o República Dominicana”. Luego supimos que había hecho una demostración en el estadio Quisqueya, de Santo Domingo, para varios equipos de Grandes Ligas.
Finalmente, fue contratado por los Medias Blancas de Chicago, donde también militan el villaclareño Dayan Viciedo, el pinareño Alexei Ramírez y el habanero Adrián Nieto. El día que lo presentaron de completo uniforme lucía desconcertado, arisco, incapaz de asimilar las diferencias entre el 5 de Septiembre y el U.S Cellular Field. 
Nada más alejado de la realidad. Pito saca los brazos en la Ciudad de los Vientos con el mismo temple que lo hacía en la Perla del Sur. Su gran confianza en sí mismo le ha permitido romper dos importantes record en apenas 30 días.
Con 10 jonrones y 31 carreras remolcadas, Jose Abreu (así lo anuncian en el Big Show) dejó atrás dos marcas de una leyenda: el dominicano Albert Pujols. Su historia apenas comienza, pero por lo pronto un cronista le acaba de llamar Mister Abril.
Hace unas pocas noches, en un juego contra Tampa Bay, vino al bate en el noveno inning. Su equipo perdía por una carrera. Las bases estaban llenas y había dos outs en la pizarra. Pocos segundos después conectó el primer grand slam de su carrera. Lo logró antes de que los narradores aprendieran a pronunciar su nombre.
De haberse quedado en Cienfuegos andaría cruzado de brazos. Pero está en Chicago y algunos de sus turnos al bate acaban con un espectáculo de fuegos artificiales.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cronica hermosa y precisa!. Gracias Camilo!

Anónimo dijo...

ERES UN CRONISTA DEPORTIVO DE LUJO, ME IMAGINO QUE YA TE LO HABIAN DICHO ANTES.