15 sept. 2013

Los 52 segundos más largos


Los 52 segundos más largos en la historia de la televisión cubana estuvieron a cargo de Robertico Carcassés. Su grupo Interactivo tocaba en la Tribuna Antimperialista de La Habana, en un acto oficial por la libertad de los 5 u 4 (en materia de espías cubanos mis matemáticas fallan).
—Yo quiero que liberen a los cinco héroes y que liberen a María, sí, a María. Libre acceso a la información, para tener yo mi propia opinión. Yo quiero elegir al presidente con voto directo y no por otra vía. Ni militantes ni disidentes, cubanos todos y con los mismos derechos —fue todo lo que dijo Carcassés.
Mientras improvisaba, Interactivo le seguía con un coro: “Quiero, acuérdate que siempre quiero”. Ese párrafo, dividido en estrofas o de corrido, es esencialmente revolucionario. En cualquier país del mundo esas palabras serían aplaudidas por los más progresistas. En cualquier país del mundo que no sea Cuba.
Según Café Fuerte, un técnico de la televisión cubana aún no se explica cómo pudieron llegar a toda la isla esas 51 palabras. Para un hombre tan entrenado en la censura y la autocensura, resulta inconcebible que fallaran todos los protocolos. Una de las primeras reacciones fue de Edmundo García.
Después de ser condenado a prisión por traficar obras de arte, de exiliarse y de inxiliarse, Edmundo se ha convertido en una penosa marioneta en un medio “subversivo” de Miami. Cumpliendo con ese rol, se sintió en la obligación de condenar a Robertico (Carcassés hace arte y García lo trafica, por eso resulta contradictorio que alguien prefiera al segundo).
“Desafortunada y oportunista además de irrespetuosa la actuación de Robertico Carcasés. Pero una golondrina no hace un verano”, dice el tweet del inmundo Edmundo. Hoy en la mañana se supo que el grupo Interactivo y Robertico Carcassés no podrán volver a presentarse en un escenario cubano. La medida, según se dice, es indefinida.
En la contraportada de Segunda cita, el más reciente disco de Silvio Rodríguez, hay una escalera de caracol. Rodríguez aparece sentado —fueron tantas las sillas que lo convidaron, que al final (ac)cedió— y Carcassés de pie, a su izquierda. Esa foto, que a lo mejor es la última donde los veremos juntos, es la mejor ilustración para este post.
En Cuba, hoy, ya no se trata de los que han luchado toda la vida, sino de los que están dispuestos a hacerlo otra vez, aunque apenas sea por 52 segundos. 

5 comentarios:

Alejandro Aguilar dijo...

Lo del artista VS el "negociante" es incontestable. El resto, como siempre, EMPINGATUS!

Lilo Vilaplana dijo...

Muy bien por Robertico Carcasses. Que bueno que se sigan levantando voces contra la dictadura de los Castro. En cuanto a Edmundo: que más se puede esperar de un mediocre miserable, oportunista e indefinido como el.

Anónimo dijo...

CLASICO FOGONAZO DEL FOGONERO!!! BRAVO!!!

Abel González dijo...

Sera tan dificil laa transicion?
http://ideassospechosas.blogspot.com.ar/2013/09/el-desafio-de-la-transicion-democratica.html

Anónimo dijo...

valgame aclarar que no soy cubano, soy Italiano , nacido y criado, en Ischia mi ciudad natal, el espanol biene por mi padre ,un Cubano, buscando el significado ,Fogonero,llegue a sta pagina, El edmundo del que hablan ,vive en Miami y es bien despreciado por los cubanos de alli y de los que viven aqui en Ischia y en Paris, Sea Libres , Valdino244erctan