26 abr. 2013

Háblame de Jatibonico

La Autopista Nacional se acaba en Taguasco. Primero empieza a adelgazar y luego se va difuminando hasta desaparecer, literalmente, en la hierba de un potrero. Cuando buscábamos la salida a la Carretera Central, nos detuvo un policía. Trató de explicarnos que habíamos cometido una infracción, pero nunca entendimos en qué consistía. 
Mi licencia de conducir, que es dominicana y estaba acabada de renovar, le pareció sospechosa. Revisó minuciosamente el interior del vehículo. Le pregunté de dónde era y me dijo que de Jatibonico. Le hablé del estadio Genaro Melero y de la batalla campal que libraron allí, a finales de los 80, los equipos de Las Villas y La Habana. 
—¿Te acuerdas cuando Muñoz empezó a llorar? —me preguntó. 
—Como si fuera ahora mismo —Le respondí—, fue por culpa de Acebey, que tiró el guante y se fue para el banco. 
Nos despedimos con un saludo amistoso y con los ojos aguados.

6 comentarios:

Manuel Sosa dijo...

Ese año ocurrieron cosas insólitas, y el equipo Las Villas fue acompañado de una buena estrella durante toda la serie. Bueno, en el play off ya no hacía falta buena estrella. No había quién los parara.
Yo creía recordar que Acebey fue mandado al banco, luego de hacer llorar a Muñoz. Al día siguiente los mostraron juntos, reconciliados.
Ese año, como te digo, se vieron cosas inusuales. Todo el equipo, menos Ruperto (299), Angel López, Julio Inufio y Reemberto Rossell batearon por encima de 300. Tuvieron muchas lesiones y lograron ganar de todos modos. Un día tuvieron que poner a Acebey en el left field (parecía un torero fildeando), y Almarales de corredor sustituto porque ya no tenían otro. Y creo que José Raúl (que estaba enfermo) como coach de primera. No sé, no recuerdo detalles. Los del banco se encargaron de que no se notara la diferencia: Lázaro Martínez, Ruperto, Rojitas que terminó como regular en segunda por su defensiva espectacular (el regular era Lázaro López). Eddy Rojas fue líder en anotadas, hits, jonrones e impulsadas. Y "Cachito" Zamora líder de los bateadores. Recuerdo el coraje de Acebey, con una herida de puntos y saliendo a jugar de todos modos. Víctor y Lourdes estuvieron muy oportunos. Muñoz rejuveneció aquel año. Aldo Suárez del Villar tuvo la mejor actuación de su carrera. También recuerdo a Almarales en un juego decisivo, ya explotado y sabiendo que estaban a punto de sustituirlo, le tiró pegado a Vargas y lo provocó de manera tal que terminaron expulsados los dos. O sea, el tipo dijo: me voy pero saco a Vargas de este juego. Y por supuesto, Vargas mordió el anzuelo.
Antes de la última subserie, Las Villas estaba a un juego de La Habana. El fin de semana se enfrentaban. Necesitaban ganar dos para ir a un play off. Las Villas perdió el sábado por la noche. Y en el primer juego del doble dominical ganaban los habaneros, los jugadores en el banco capitalino meneando la cintura y echando pasillos, celebrando el inminente triunfo. Y creo que fue Víctor el que les jodió la tarde. Y bueno, en el segundo juego, fue Lourdes con doblete en el octavo, con Eddy Rojas en segunda y Muñoz en primera. El jueves anterior, Matanzas les ganó a los habaneros 1-0, jonrón de Fernando Sánchez en el noveno, (Tati Valdés frente al Duque)lo cual mantuvo a Las Villas cerca de la pelea. ¡Ese jonrón de Fernando Sánchez! Y Matanzas, que quedó en último lugar, tremenda verguenza deportiva, no les regaló nada.
Bueno, mejor lo dejo aquí. Salut!

Camilo Venegas dijo...

Manuel Sosa, no solo has escrito un post muchísimo mejor que el mío, sino que me has hecho recordar cuánto extraño tu Finca.
Por cierto, no sé si sigues la Serie Nacional. En estos momentos los tres equipos de Las Villas están entre los cuatro grandes y el otro, Matanzas, es dirigido por un villareño (el Matanzas de La Explosión Naranja).
Un abrazo viñareño, asere, se le quiere.

Manuel Sosa dijo...

Gracias, hermano.
Sigo la Serie nacional, pero sin mucho entusiasmo. Ya no es lo mismo.
Bueno, que no pare el tren. Abrazo.

Anónimo dijo...

LO LINDO DE ESTOS GUAJIROS ES QUE SON INTELIGENTISIMOS PERO HUMILDES... COMO SI AUN VIVIERAN EN SU CAMPO... VENEGAS Y SOSA SON DE LOS MEJORES ESCRITORES CUBANOS DEL EXILIO... EL DIALOGO ENTRE USTEDES ME HA ALEGRADO EL VIERNES... UN BESITO DESDE BERLIN A LOS DOS...

Anónimo dijo...

Coño me acuerdo mucho de esas anecdotas y de eddy rojas wowwwww que año tuvo, un tipo de no gran tamaño pero una fuerza brutal

José M. Fernández Pequeño dijo...

Bien enterado Sosa, pero no estoy de acuerdo. Con honestidad, Camilo, es el mejor de los textos de ese tipo que te he leído: Exacto, eficaz, sugerente, sin gusanerías obvias, inteligente. Lo de Sosa vale por los datos sobre pelota, en tu texto la pelota está lejos de ser importante por sí misma. Si en el libro sobre Cuba hay cinco así, cuando salga dime cuánto cuesta.