8 feb. 2012

Ahora Fito también canta para los aliens

Sobre Fito Páez hay algunas cosas que ya no es necesario repetir. Todos deberían estar avisados a estas alturas de que se trata de un genio. Gracias a individuos como él, Charly García, Luis Alberto Espinetta y Andrés Calamaro, el rock en español por fin pudo sonar con la misma legitimidad que se oía en inglés.
Tampoco hay necesidad de advertir que Páez es autor de algunas canciones que ya son parte del patrimonio sonoro de América Latina. “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, “Mariposa Tecknicolor” y “Al lado del camino” son verdaderos himnos, mucho más creíbles e inspiradores que esas marchas que se oyen en los actos públicos.
Está de más recordar la trascendencia y la dimensión de sus 22 trabajos discográficos (incluyendo lo reprochable). Aunque ya está a un año de cumplir los 50, Fito sigue siendo un artista de una juventud inquebrantable. Quizás eso fue lo que le permitió grabar “Canciones para aliens”, un disco donde hace suyas 13 obras ajenas.
Más allá de las virtudes musicales de este volumen, que son demasiadas, lo que más disfruto de él es el descaro de Páez. Cada canción está cantada como si hubiera sido escrita por el rosarino y no por Chico Buarque, Pablo Milanés, Ryuichi Sakamoto, Victor Jara, Freddie Mercury, Giuseppe Verdi, Joan Manuel Serrat o Bob Dylan.
Si alguna vez algún alien llegara a oír el disco, con toda seguridad va a entender lo que quiso decir Fito con este juego (que luego se convierte en un salto mortal, después en una burla y al final en un manifiesto.) Se trata del grito de alguien que no quiere volverse tan loco, que no quiere morirse en el mundo de hoy.

4 comentarios:

ZoePé dijo...

Y..., para gustos los colores. No me gusta este disco, pero agradezco que me lo hayas presentado.
Saludos.

Gino Ginoris dijo...

Desteñiste aquí , guajiro.

Anónimo dijo...

voy a comprar el disco ahora mismo en itunes/// estaba dudosa porque prefiero que Fito cante a Fito pero me convenciste/// bueno siempre me convences

TIMBERO dijo...

TIENES RAZÓN, EL DISCO ES EXCELENTE, PERO HAY QUE OIRLO VARIAS VECES PARA ENTENDERLO. MUY ACERTADA CRITICA.