20 oct. 2011

Aldo Yero Mosteiro

Julio Verne, Buster Keaton, Mark Twain, Harold Lloyd, Emilio Salgari, Charles Chaplin, Robert Louis Stevenson, Errol Flint, Alejandro Dumas, John Wayne, Paul Féval, Stan Laurel y Oliver Hardy, Jonathan Swift, Kirk Douglas, Arthur Conan Doyle, Paul Newman y Edgar Allan Poe.
Toda esa gente escribió o encarnó a héroes de mi infancia, personajes que hubiera querido ser cuando fuera grande. Pero no conocí a ninguno, todos fueron ideales inalcanzables que se quedaron dentro de libros polvorientos o en la pantalla deshecha del cine Justo.
Uno de los pocos ídolos que tuve el privilegio de tener cerca fue mi tío Aldo Yero Mosteiro, el despachador de trenes. Todos los ferroviarios hablaban de él con orgullo. Maquinistas y fogoneros, conductores y guardafrenos aseguraban que no había nadie mejor que Yero para dirigir el movimiento de sus trenes.
Muchas veces me senté en la mesa del Jefe de Estación, en Camarones, para engancharme los auriculares del control y oírlo dar órdenes: “Aguada, vamos a hacerle vía al 1301”, “Cruces, ¿qué pasa con el 1719?”, “Candelaria, ¿llegó la 61606?”, “Palmira, la 52637 va a dejarte dos tolvas en el apartadero…”.
Tenía muchas cosas que hablar con él. Siempre fue mi tío más querido y mi madre, que hace 10 años no lo ve, le mandó tantas cosas y tantos encargos que apenas me daban tiempo para nada… para nada que no fuera hablar de trenes. Volver a estar con Tío Aldo fue como si se abriera uno de aquellos libros polvorientos o se iluminara la pantalla deshecha del cine Justo.

2 comentarios:

Mario Crespo dijo...

Hermoso, Camilo! Tenemos tanto qué hablar! Saludos

Anónimo dijo...

QUÉ HERMOSO!
HAY TANTOS SERES QUERIDOS QUE HAN MUERTO SIN QUE LOS VEAMOS: VER A TU TÍO DE LOS YERO TAN JUVENIL Y FUERTE ES ALEGRÍA DE LA BUENA. QUÉ MARAVILLA QUE PUISTE DESANDAR TANTOS CAMINOS COMO MACHADO Y SERRAT Y DISFRUTAR TODO ESO. QUÉ BUENO QUE LE LLEVASTE OXÍGENO PA' SEGUIR. (LEMIS)