4 abr. 2011

¿Y tú qué haces ahí, Raúl?

Los chivatos que había presentado la televisión cubana, en su macabra serie contra los luchadores por la democracia en la isla, me parecían seres incomprensibles y detestables. No conocía a ninguno, sus rostros ni siquiera me eran familiares. Hoy todo cambió de repente. El chivato de esta noche es un tipo al que yo saludaba con un abrazo.
Conocí a Raúl Capote por un primo suyo al que quise mucho, Evelio Luis (un malogrado escritor de mi generación que murió en el exilio). Coincidimos en los trenes y los parques de mi provincia. Su parentesco con Evelio fue el salvoconducto para nuestra amistad. Ya no recuerdo de qué hablábamos (además de literatura, claro), pero en ninguna de nuestras conversación intuí que era capaz de algo semejante.
Cuando leí su nombre en el Twitter de Penúltimos Días, entré de una vez a Cubadebate para ver su foto. Lo hice con la esperanza de que fuera otro tipo con su mismo nombre, aunque lo de “escritor y profesor de Historia” eran pruebas casi concluyentes. Estuve un buen rato mirando las imágenes, sin leer nada.
¿Y tú qué haces ahí, Raúl? Todos ese “arsenal” que tenías en tu poder es mucho menos de lo que suele tener un profesor de Historia en cualquier país de Latinoamérica. Una laptop, un escáner y un módem no son armas, son instrumentos de trabajo que en el mundo real se usan con absoluta libertad.
Ojalá que cuando nos demos el próximo abrazo, compay, Cuba sea el país que siempre quisimos tener. Ese que ahora nos estás negando: a mí, a ti, a tus hijos, a tus alumnos y a todos los seres que viven privados de sus derechos más elementales a tu alrededor.

6 comentarios:

Osmany Oduardo Guerra dijo...

Oye Camilo, esto me ha dejado en vilo, frío, noqueao. Me imagino cuántos reportes habrá pasado este ingrato de todas esas conversaciones y encuentros en las Ferias del Libro y las lecturas del ICL. Imagino cuántos reportes habrá pasado de nuestro amigo en común Ángel Santiesteban y de muchos otros que se están comiendo un cable allá en la Isla. Este tipo parecía un tipo normal. Común y corriente. Esto me indigna y siento un asco de tres pares.

La Rusa de Baracoa dijo...

Mientras una simple laptop y un scanner sean considerados "armas" de una "ciberguerras", habrá tipos como éste, al que no conoci, pero igual he conocido muchos. Hasta me metieron uno en la cama alla por los ochenta para que "informara" lo que yo hacia y con quien me reunía, Qué jodido está un pais cuando un pendejo de a pie como yo amerita que le metan informantes en la cama. Esto lo sé por información posterior del chivato, ahora viviendo en Nueva York, creo que con algo de cargo de conciencia, y a quien chantajearon con el carnet de la juventud y su condición de gay.
Nada me asombra de esa sociedad rebajada hasta los limites del asco.

Alejandro F. Aguilar (http://twitter.com/ alejo582003) dijo...

No lo vi mas que un par de veces. Coincidimos en la casa de otro amigo común que, no se si para entonces, podia estar siendo su víctima. Este me dice que a aquel lo chantajearon para que cooperara. En fin "La vida de los otros" que hemos vivido en vivo, en directo y a todo color. Como en las tuyas, advierto en las palabras de este otro amigo cierta conmiseración; porque es difícil creer que alguien a quien le has dado tu confianza te traicione de esa manera. Veo bien esa actitud de ustedes. Altruistas, dignos; se enfocan no en el rencor presente, sino en la certeza de que habrá un mañana en el no nos dividirán miserias de este tipo (aunque sospecho que habrá otras), y que ellos tendrán que bajar la cabeza abochornados, aun cuando actuaran hoy bajo presión, necesidad de sobrevivir, o por el simple placer de apegarse al poder. De todas maneras, es muy triste todo esto.

Anónimo dijo...

Si Camilo, el socio Capote 2, era chivato...no salgo del asombro...si hasta soy responsable de que publique algo en estos dias en francés...y ya esta en imprenta.
Un abrazo
Armando desde Paris

Lazaro Gonzalez dijo...

A falta de poder mostrar calabazas, boniatos, mangos, arroz, frijoles y carne a precios acordes con los ingresos de la poblacion; pero tambien proporcionar viviendas decentes, agua potable, y energia electrica, transporte, salud y educacion publica aceptables, todos ellos factores basicos de la vida humana, para no hablar de derechos civiles algo contradictorio con el Kaxtrizmo, el regimen sin embargo es prodigo en fabricar un subproducto indeseable por todos que es el chivato.

Este infeliz que presentan en esta ocasion, solo el sabe cuanta simulacion y cobardia alberga en su alma, quebrada por el chantaje y la extorsion a las cuales lo han sometido, para convertirlo en el ser mas repudiable entre los cubanos, el chivato.

Anónimo dijo...

hola usted es nieto de yera jefe de estacion de san fenando paradero y san juan en varias etapas por supuesto saludos