15 feb. 2011

Cuba Park, las ruinas como entretenimiento

Muchos amigos o recién conocidos me han dicho lo mismo: “Quiero conocer Cuba antes de que se muera Fidel, porque después no será lo mismo”. La segunda parte de la oración a veces varía, la primera casi nunca. En esencia todos comparten una misma tentación, andar La Habana como si disfrutaran de un parque temático.
Hace poco, una periodista española me hizo varias interrogantes. Una de ellas me agarró desprevenido: “¿Es cierto todo lo que se cuenta de los cubanos?”. Como la pregunta era tan abierta, decidí cerrarla lo más que pude en el menor tiempo posible. Al final descubrí que su inquietud era muy parecida a la de los otros. A ella también le resultaba increíble todo lo que había escuchado sobre nuestra capacidad de aguante.  
Enumerándolas con sus dedos, me hizo una lista de las cosas que hacían de Cuba un país irreal, fantasmagórico: Una ciudad que sus propios urbanistas han declarado en “estática milagrosa” (ni ellos mismos se explican cómo sigue en pie). Un país tropical que es incapaz de producir los alimentos básicos para su gente. Una industria que se mantiene funcionando con las fábricas cerradas. Una clase política que solo habla del futuro, que es lo que menos pueden ofrecer...
La mayoría de los amigos o recién conocidos me hablan de Fidel con desprecio y admiten que no podrían vivir en Cuba; pero en el fondo sienten una morbosa atracción por conocer esas ruinas que una vez, hace ya medio siglo, fueron una revolución flamante y seductora. Ya no lo hacen por convicción, más bien es puro entretenimiento.

5 comentarios:

Oliver Olivo dijo...

ASeeeeeere!!
Me soñé contigo muy brevemente!! (en uno de esos sueños raros que pasan en el lapso corto cuando no te quieres para de la cama, Microsueños)
Solo se que me llamaste y me dijiste que te ibas, que te regresabas. No dijiste adonde, pero conociendote, creí que Cuba.
Estás bien?
Yo tengo un tema con los sueños..bien serio, de cosas que pasan.
Espero estés muy bien mi queridísimo!
Abrazos!

Luis Montes dijo...

Camarada,
Se le saluda y felecito por soberbio comentario escrito hoy en el fogonero.
Espero que todo vaya bien y mandame un "update" de su quehacer.
Saludos

La Rusa de Baracoa dijo...

Yo, despues de muchos de aguantar estoicamente las clásicas "¿cuánto crees tú que le queda a Fidel?" "¿Y por qué los cubanos nos rebelan? Si no lo hacen, es porque les gusta" "¿Qué crees tú que pase cuando se muera Castro?", decidí la vía menos engorrosa: ahora, cuando alguien descubre mi acento cubano y me lo hace saber, lo miro con auténtica sorpresa y digo: ¿Sí? Como si me preguntaran si tengo ancestros en Yemen. Y sigo la conversa como si nada.

Yurian Sánchez dijo...

Por suerte a mi solo no me preguntan esos mismo puntos. Así es, Cuba un parque temático oxidado. Oxidadas sus calles, edificaciones, los campos, sus producciones; oxidadas sus gentes, oxidadas sus mentes.
Amigos dominicanos que han viajado, me dicen y me preguntan: !!Y POR QUE NO SE REBELAN?!!!, yo simplemente suspiro y miro al cielo antes de enunciar cuestiones e hipótesis que escapan de mi razonamiento.

Cristina dijo...

Y cuando saben que eres de Cuba, te dicen: de cual, de Fidel o de Miami?
Y da la casualidad que siempre los que preguntan, son izquierdosos con whisky en mano.