20 dic. 2010

¿Qué vamos a construir ahora?

Empezar a construir el capitalismo, le tomó a la revolución cubana medio siglo de tropezones en el socialismo. Cinco generaciones empeñaron sus sueños y, lo que es peor, la suerte de sus familias, a poner en práctica una utopía que acabó devastando al país y sumiendo a la nación en un estado de miseria que comienza a parecerse al de Zambia, Zimbawe o Haití.
No sé si es real o forma parte de las tantas leyendas urbanas que se han tejido a lo largo de 90 millas de fabulación. Pero cuentan que cuando el actor Julito Martínez (aquel indomable Juan Quiquín) llegó al exilio, explicó en apenas una frase las razones de su deserción: “Mientras nos dedicamos a construir el socialismo, yo me mantuve firme. Pero ahora vamos a tener que reconstruir el capitalismo y yo estoy muy viejo. Por eso vine para acá que ya está hecho”, dijo.
El más reciente discurso de Raúl Castro puede producir muchas reacciones, desde indignación hasta tristeza. Indignación, por la facilidad con la que el general culpa a sus subalternos por una responsabilidad que es solo suya y de su superior. Tristeza, por todo el tiempo perdido. Hace 50 años Cuba era un líder continental y una referencia mundial en muchos renglones. Ahora no pasa de ser una isla mendigante, que llama más la atención por su capacidad de aguantar la respiración debajo del agua que por sus posibilidades de producir bienestar para la gente.
¿Qué vamos a construir ahora? Los cubanos tienen el deber de responder esa pregunta sin que nadie más, ni otro país o una familia, lo hagan por ellos.

5 comentarios:

JorgeJuanS dijo...

Camilo, me atreví sin tu consentimiento a enviar al periódico La Nación (CR) parte de este post, con todo tu crédito. Puse el enlace también a tu blog. Es muy posible que lo publiquen porque siempre me han publicado mis comentarios. Ya te avisaré. Un abrazo.

Alejandro F. Aguilar, (www.alejandroaguilar.com) dijo...

Me haces regresar a aquella mi primera novela: Casa de cambio, en la que se recoge un chiste que a finales de los 80's circulaba en las calles de Budapest, Hungría, refiriendose a la experiencia de la entonces llamada Europa del Este. "Que es el socialismo? El camino mas largo y penoso hacia el capitalismo!"
No me atrevo a vaticinar lo que pasara en nuestra isla... pero me temo que tenga demasiado sabor asiatico y veamos muchos ojos rasgados; no por migraciones asiáticas sino por la tristeza de una situación aun peor para nuestra gente, que tenga que vivir en un discurso ideologico comunista bajo condiciones de trabajo y existencia casi esclavistas... Ojalá no sea así... estaria muy feliz si los hechos demuestran que me equivoco, pero...

Anónimo dijo...

Me rei mucho con la frase de Juan Quiquin. Va a ser verdad eso que dicen por ahi los jodedores: El Socialismo es el camino largo y tortuoso entre Capitalismo y Capitalismo.

Kundejo

Antonio Gómez Sotolongo dijo...

Esta no es más que otra vuelta a la infinita noria, la única diferencia ahora es que ya no hay tiempo para más rectificaciones, más parches a un sistema que demostró su disfuncionalidad. En lo que ellos tratan de poner otro parche el resto de los cubanos trataremos de hacer un nuevo sistema. No nos queda otro camino.

Rodrigo Kuang dijo...

Aün tenemos un gran problema por delante, y es precisamente esa capacidad de aguantar la respiración debajo del agua. No olvidar que esta es la patria de Pipín y de Dévora Andollo. El gobierno lo sabe, y cada vez pone más abajo el lastre variable.