9 nov. 2010

Los trenes vuelven

Gracias a Jany Rodríguez (una muchacha de mi pueblo que solía esconderse detrás de un columpio para que nadie reparara en su inteligencia), puedo ver pasar una y otra vez, durante 22 interminables segundos, a la 51404 por Camarones. Lleva 11 cajones de piedras vacíos, una auxiliadora y un caboose. Con toda seguridad, cuando llegue a Cherepa se internará por Línea Sur en dirección a las canteras de Arriete.
A eso jugaba con mis primos cuando era niño, a adivinar el destino de los trenes. Ese era el paisaje y los sonidos que nos rodeaban. Aunque todo lo demás es prácticamente irrecuperable, me alegra tener que admitir que al menos en algo no estaba en lo cierto, que incluso después de la más desesperanzadora catástrofe, los trenes vuelven.

3 comentarios:

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

El destino de la locomotora, ese tren que eres es narrar las cosas para que uno se quede con la idea de que vive ahí, como uno de esos personajes del Paradero de Camarones, eso se agradece como adivinar adónde van los trenes que no pueden llevarse ni un poco de olvido.
JC Recio

Lucero dijo...

Me has metido tanto en el mundo del Paradero de Camarones, que me cuesta trabajo ver a esas personas reales hablando normalmente. es que me parece que todo es ficción tuya y de verdad existe el pueblo. Que lindo Camilo poder ver ese video. Y Jani debe ser muy inteligente cuando tú lo dices. Jeje...

turismo y tren dijo...

Que pena que no se pueda ver el vídeo... acabo de entrar en su blog por casualidad y me he quedado impactado. Añado a favoritos con las esperanza de hacer un recorrido somero por su obra. Saludos de otro trenero bloguero.