4 sept. 2010

Trapicheo de roles

El instinto de conservación de los cubanos y su infinitos reflejos para sobrevivir en una nación en ruinas, generó un trapicheo de roles en todos los estratos de la sociedad. Por eso no es nada difícil tropezar en La Habana con una bioquímica que se dedica a la santería, un cirujano que conduce un taxi clandestino o una abogada que ejerce la prostitución.
A principios de los años noventa, cuando la desaparición de la Unión Soviética supuso el fin de los subsidios que mantenían en pie a la disparatada economía del país, comenzó una profunda crisis que Fidel Castro (haciendo gala de ese gran publicista que lleva dentro) bautizó con el eufemismo de “Periodo Especial”.
Como la prensa cubana, víctima de la censura y el férreo control oficial, fue incapaz de reseñar lo que sucedía, los narradores se vieron en la obligación de poner su literatura al servicio del periodismo. Solo en los cuentos y novelas que se escribieron entonces se hallará el más creíble reportaje al pie de la catástrofe.
Una buena parte de los intelectuales que viven en Cuba hoy, ocupan algún que otro puesto dentro de la cultura oficial o gozan de una o varias prebendas. Por eso no les es factible tener una visión clara ni una postura crítica de lo que realmente está pasando con su país. Ese papel lo han asumido un grupo de blogueros que,  corriendo todo tipo de riesgos, han sido capaces de apoderarse de las de la web para denunciar las atrocidades del régimen.
Yoani Sánchez acaba de ser reconocida como "Héroe de la libertad de prensa en el mundo" por el Instituto Internacional de la Prensa (IPI). Luego, a los cubanos les tocará también darle las gracias, a ella y a todos los que desde allá adentro desafían la represión y el oprobio con la libertad y el valor que les da la palabra.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

A Yoani le estamos agradeciendo hace rato su valor, su integridad y su periodismo.
Otro reconocimiento muy merecido para ella.
Tienes el lugar que corresponde en nuestras conciencias.
Un abrazo.
ranero

Lamanga dijo...

Pues hijo, yo no apoyo a nadie consentido desde adentro y mantenido e inflado desde afuera, porque son muchas las plumas caidas en el intento por muchos que han escrito y escriben por la libertad de Cuba, sin que su suerte le importe un comino a nadie, ni a los de la Oficoda del exilio, ni al Instituto cubano de la disidencia, para dejarme impresionar por repartidores de meritos y medallitas y aun asi, felicidades.
besos Camilo

Pedro Merino dijo...

Me gustó, Camilo, muy bien escrito.

Rodrigo Kuang dijo...

Hermano, casi como Lamanga, me mantengo expectante de lo que pueda derivarse en el futuro con estas nuevas estrellas de la agenda pública. Virtualmente suspicaz, sigo prefiriendo a otros de adentro con un perfil menos publicitado, como La Mala Letra de Regina o la caballerosidad literaria de Ángel Santiesteban. Aunque también me uno a la felicitación, cómo no.

mgrillo dijo...

Los cubanos hemos sido amantados con actos de infiltración , delación y traición. Quien no a sufrido en carne propia una jugarreta de un seguroso? No me extraña el escepticismo expresado en estas paginas. Yoani puede ser crucificada mañana en La Habana. Unos la acusaran de agente del Imperio, otros de una creación de seguridad del estado. Que pena, verdad. Es otro de los legados que nos deja el viejo tirano.

Anónimo dijo...

Me ha dicho un pajarito que el lunes que viene le van a dar un premio muchísimo más importante.

Tan importante que esta vez el gobierno cubano tendrá bastante difícil eso de no dejarle salir a recogerlo.

Por mi parte, tengo la certeza de que Yoani es una extraordinaria luchadora por la libertad de los cubanos. No me extrañaría nada que se convirtiese en la futura presidenta de Cuba.

Gabriel

Kundejo dijo...

Yo esto lo veo asi: Yoani puede ser un instrumento de la derecha, puede ser un super agente de la jugada o puede ser solo Yoani. A mi realmente me da lo mismo cualquiera de las tres cosas, aunque prefiero la ultima opcion. Ahora, una cosa es verdad, lo que ella pone en su blog es musica para los oidos de todo el mundo, incluso para los que la critican y la combaten. Y lo que mas me gusta de ella es que Yoani es un producto de ese sistema cerrado, aburrido y tan antidemocratico. Si en Cuba decir lo que uno cree fuese la norma Yoani fuera solo una mas del bulto. Yoani es lo que es y ellos, los que cortan el bacalao en Cuba, se la merecen. Ojala se multiplique. Por eso, gracias Camilo por el post y felicidades Yoani por el premio.