2 sept. 2010

¡A la reja!

En una reciente entrevista, concedida al diario mexicano La Jornada,  Fidel Castro admitió que él es el culpable de la persecución que sufrieron los homosexuales en Cuba. “Si alguien es responsable, ése soy yo”, le dijo el dictador a la periodista Carmen Lira.
Como admitir apenas una de sus culpas le ha tomado casi medio siglo, sería bueno que los cubanos (que a fin de cuentas han sido sus principales damnificados) le hicieran llegar al Comandante en Jefe una lista de sus yerros y delitos contra la nación y su gente.
Por más de cincuenta años Fidel ha obrado con un poder absoluto y con una impunidad total sobre el destino de sus compatriotas, convirtiendo a la geografía nacional en una vergonzosa ruina. Ni siquiera durante los siglos cde colonialismo ser cubano significo tan poco, nunca antes los nacidos en esa isla tuvieron menos.
Sí, si alguien es responsable de la catástrofe cubana es Fidel Castro. Por eso no basta con un mea culpa frente a una reportera extranjera. Para esos crímenes de lesa nacionalidad, aún en la corte menos tremenda, solo hay una sentencia posible: ¡A la reja!

1 comentario:

José Manuel Poveda dijo...

A mí me basta con que reconozca públicamente ante los cubanos todos sus crímenes y sus abusos y que renuncie definitivamente al poder. Mi capacidad de perdonar siempre ha sido infinita si se compara con mi capacidad de aguantarlo a él. No creo que se gane nada encarcelando a un anciano demente y enfermo que además tiene miles de seguidores. Lo mejor sería no imitar sus propios métodos.