18 sept. 2010

Cañas de Remedios, bagazo de Atocha

Hace unas semanas, Santiago Méndez Alpízar me envió el PDF de Bagazo (sí, hay que irse acostumbrando a no tocar los libros), un compilación de sus poemas iberos. Dejé el cuaderno en mi desktop. Primero lo leí de principio a fin, luego, en cualquier dirección.
El bagazo es el último residuo de la caña de azúcar, lo que queda cuando ya no queda nada. Chago sabe a qué sabe eso. Allá, en el andén de la estación de Remedios, su pueblo de provincia, asaltó a los trenes del ingenio para robar el botín. Primero era una espada, que se usaba en uno de los tantos combates de la infancia, y después una larga fruta que se pelaba con la boca.
El bagazo, cuando pierde todo el jugo, sabe a madera y a tierra. Los poemas de Chago, además, tienen el sabor metálico de las cuchillas de afeitar. Por esos sus versos a veces parecen haber sido cortados con un filo, con algo tajante que no permite que nada sobre, que nada florezca.
“Olvidaste que en Cuba/ en un pueblo de provincia/ la suerte no es tal/ sino la muerte”, asegura el autor en “Pequeño poema para mi amigo Pardo, de Camajuaní”. La palabra muerte está en el lugar de olvido, que es lo que sucede una línea más abajo.
Bagazo es un libro hecho en Atocha con cañas de Remedios y sentimientos acopiados en ambos extremos del océano: desarraigo, amor, desamparo, deseo, rencor y las más productivas insatisfacciones. Este es un libro que no pertenece ni a la literatura cubana ni a la española, esas clasificaciones no están a la altura de la libertad que inspira.

PEQUEÑO POEMA PARA MI AMIGO PARDO, DE CAMAJUANÍ
 
Para Pardo, poeta, jugador de
ajedrez en el cielo

Algunas veces pienso en la muerte /

No era buena jugada
morir por negar un cigarro /

Pero en Cuba
en un pueblo de provincia
se mata por razones sencillas /
absurdas /

que es redundancia

Morir por negarle un cigarro al asesino /

Olvidaste que en Cuba
en un pueblo de provincia
la suerte no es tal

sino la muerte

La línea que traza Oggun
que orilla /

Pueblo en dos
abierto en bandas tu pueblo de provincia en Cuba

Localismo

Parte de la Historia
la hombrada de haberte rajado /

a ti /

Voluntad de un Dios de albarda

aislado en el adiestramiento de ser Dios

A veces pienso en la muerte
                               la inopia
en la facilidad con que te matan

Santiago Méndez Alpízar (Remedios, Cuba, 1970)

3 comentarios:

Chago dijo...

Muchas gracias, Camilo: mira por donde ahora soy el agradecido. Ya te haré llegar un ejemplar, no lo dudes. Un abrazo Remediano del Batey de Jinagüayabo.

Lamanga dijo...

Enorme alegria que escribieras sobre bAGAZO , el libro de Chago, porque el guajiro ha superado con esos versos el susto de ser madrileño, mucho mastico, mucho y es bueno. Felicidades a los dos, les abrazo.

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

Excelente, el poema de Pardo conmovedor. Me gusta tu valoración del libro, es muy acertada; Chago ya sabíamos hace mucho es un poeta que sabe lo que quiere, pero a mí me gusta que un libro me inspire y me sorprenda. No he leído todo el libro creo, no sé por qué, a fin de cuentas se lo puedo pedir, o mejor lo plagio, pero la verdad lo hasta ahora visto online me sabe a Bagazo, a lo que dices, a madera y a tierra, Remedios que curan tantas inconformidades.