29 ago. 2010

Vargas Llosa descubre la peor construcción del hombre

Mario Vargas Llosa tuvo que soportar, por décadas, el desprecio ignorante de las izquierdas latinoamericanas. Él fue uno de los primeros intelectuales del continente que advirtió que el traje militar de Fidel Castro solo era un disfraz de humanista, que debajo de esa piel verde oliva se escondía un dictador como tantos otros.
Los insultos ridículos de la progresía nunca le pusieron frenos al creador peruano y ahora, medio siglo después, es el novelista más consistente y prolífero de su generación. El País acaba de publicar una entrevista donde ofrece algunos detalles de su nueva obra de ficción, El sueño del celta, que está inspirada en la vida de Roger Casement, pionero defensor de los derechos humanos.
En la primera pregunta, Iker Seisdedos confiesa su sorpresa por el nacionalismo fervoroso de Casement, “un atributo poco común en sus héroes”. En la primera respuesta Vargas Llosa descubre uno de los grandes males de América Latina: “El nacionalismo me parece la peor construcción del hombre. Y el caso más extremo de nacionalismo es el nacionalismo cultural”.
Los pocos que la han leído, advierten que El sueño del celta es una gran novela. No lo dudo, a su autor aún le sobra lucidez para ello.

8 comentarios:

Alejandro Aguilar dijo...

lucido amaneciste tu bien temprano este domingo!

Claribel Terre Morell dijo...

Sigues escribiendo tan bien....

Camilo Venegas dijo...

Claribel, aunque no me creas, recuerdo con lujo de detalles una mañana en que llegaste a mi pre en el campo (en El Guanal, en Yaguaramas) a escribir un reportaje para el 5 de Septiembre. Yo estaba en 12 grado y soñaba con estudiar teatro en la ENA, algo que se cumplió unos meses después. Luego, con los años, me convencí de que las palabras me gustaban más que los escenarios.

mgrillo dijo...

Creo que uno de los trajes que Llosa descubrió en el tirano de verde olivo fue precisamente ese, el de falso nacionalista. Con ese argumento, durante décadas Castro a encendido las pasiones de los cubanos para lanzarlos en una confrontación con un enemigo, mientras se plegaba, a gran costo, a los intereses de otra potencia. Por lo cual la nación cubana a pagado un horrible precio. Un montón de cadáveres, de jóvenes cubanos caídos en el continente africano, dan fe de ello. “Es mas digno ser esclavos de un déspota criollo que ser amigos de una potencia extrajera” creen los verdaderamente indignos. Y así durante cinco largas décadas, aupando ese sentido de inferioridad tan enraizado en las idiosincrasias latinoamericanas, a convertido a Cuba en una monarquía familiar. Jamás en nuestra historia hispana un gobernante a ejercido un poder tan absoluto. Ni el rudimentario Trujillo ni el astuto Franco. A sido el gobernante mas funesto que hemos sufrido. Y lo mas lamentable, temo que la horrible y honda huella que ese proceso dejara en la sociedad cubana perdurara por muchas décadas mas.

Renay Chinea dijo...

Es una jodienda.. porque el Nacionalismo!!. Bueno.. es como esas cosas que todo el mundo tiene, pero a nadie le gusta hablar de ellas!.. Porque todos somos nacionalistas: esta en nuestros genes.. y pudimos sobrevivir porque, como especie, l ...ogramos organizarnos en Hordas, clanes, etnias.. y finalmente paises, barrios o "culturas".. Nos viene de lo más hondo!.. Eso no es malo.. lo malo, es el nacionalismo intolerante. Tengo la sensación de que mientras no sepamos definir bien el concepto.. no podremos lidiar bien con el problema!.. Yo soy nacionalista: me gustan los olores del cafe en las mañanas.. los temas de conversacion de los viejos.. los cocuyos sobre los campos de retoños de caña.. la noche estrellada del trópico.. y muchas otras cosas como el aji cachucha.. la caña "yemita".. el guarapo con hielo.. el batido de mamey.. la guayaba roja.. creo que ninguna mujer en el mundo camina como una cubana... La lista de explicaciones es interminables.. y creo sinceramente.. que ninguna de estas cosas, me disminuye como ser humano multicultural!!

José manuel Poveda dijo...

Tiene más razón que un santo. Sólo hay que fijarse en el nacionalismo cubano que representan Fidel Castro y sus secuaces: han convertido a Cuba en una pocilga. Por desgracia, aquí en España también estamos sufriendo esa plaga de subnormales.

Anónimo dijo...

Y si al nacionalismo le agregas socialismo te da un engendro de laboratorio de ESBEC llamado "nacional-socialismo": ¿te suena conocido? Hitler fue un niño de teta .

Anónimo dijo...

El nacionalismo es malo, si es el de los demás, claro. Sólo hay que ver la cantidad de "no nacionalistas" que hay en España que nunca han abogado por la supresión de las fronteras españolas o por compartir sus impuestos con los necesitados del mundo entero. Hay nacionalistas, y "no nacionalistas" hipócritas.