26 ago. 2010

Fidel contra Fidel

Para desviar la atención del mundo sobre su isla en ruinas y, de paso, para congraciarse con el régimen iraní (con quien mantiene una abultada deuda), Fidel Castro no para de hablar de una inminente guerra nuclear. Por más viejo y despistado que esté, el comandante no es tonto. Por eso advirtió que el Fidel actual está contradiciendo al Fidel de los años sesenta.
Entonces, el frenético guerrillero no solo sembró la isla de cohetes nucleares soviéticos, sino que le pidió a Nikita Jrushchov que lanzara un ataque preventivo contra Estados Unidos. En sus memorias, el líder soviético recuerda la irresponsable petición del líder cubano y el desconcierto que provocó entre sus colaboradores:
“Castro recomendó que nosotros lanzáramos un ataque preventivo contra Estados Unidos para evitar la destrucción de nuestras armas atómicas. Él había sacado la conclusión de que un ataque era inevitable y que debía impedirse. Con otras palabras, teníamos que dirigir un ataque atómico contra los Estados Unidos. Cuando leímos esto, nos miramos unos a los otros y estaba claro para nosotros que Fidel había malinterpretado nuestro objetivo”.
El comandante podrá reescribir su biografía y, sobre sí mismo, manipular sucesos y situaciones a su antojo. Pero la historia, aunque él sea incapaz de aceptarlo, escapa a sus designios. Hubo una época en que Fidel Castro quiso desatar una guerra nuclear. Afortunadamente, esa decisión nunca estuvo en sus manos.

6 comentarios:

Lazaro Daniel dijo...

Camilo, muy bueno tu articulo. Palabras certeras. Saludos
Lazaro Daniel
http://ladagoval.blogspot.com/

Kundejo dijo...

A Fidel lo esta mordiendo la historia por todos lados. Eso se llama Retrobites. Miren esto: http://www.youtube.com/watch?v=QJL1Rj1P_J0

mgrillo dijo...

Magnifico articulo.
Existen muchas historias sobre este personaje dignas de análisis. Pero que se puede esperar, lo hemos oído decir, por ejemplo, refiriéndose a la muerte del terrorista Raúl Reyes: - “A sangre fría nadie absolutamente tiene derecho a matar“. (Rafael Correa, Reflexiones 8 de Marzo 2008) Miles de fusilados, avionetas civiles destruidas en el aire, niños ahogados en la bahía de La Habana, en fin una larga lista de cadáveres que dan fe, que el dictador a matado, mata a sangre fría y con mucho gusto. A tergiversado la historia a su antojo, claro, protegido por bayonetas y con una nación huérfana de prensa libre y soberana. Para señalar un simple ejemplo, de sus mentiras y encubrimientos. Nunca recibí respuesta de la periodista oficial Marta Rojas a razón de un articulo mío donde cuestionaba el hecho de que tan temprano como el 26 de Julio de 1953 Fidel nos engañaba. Como se puede explicar (por favor que alguien lo haga ahora), que después de “organizar planear y dirigir hasta el mas mínimo detalle” del ataque al cuartel Moncada, el auto en que viajaba “el máximo líder” doblo en una calle equivocada y se perdió en la ciudad de Santiago de Cuba, llegando tarde al combate. Muy a pesar de que en aquella descabellada acción murieron varias decenas de hombres de ambos bandos, el dictador anterior, Fulgencio Batista, lo absolvió con apenas 18 meses de condena cumplida. Hoy bajo su régimen, un periodista independiente, tiene que cumplir 7 años y mas, por solo escribir sus ideas en un trozo de papel. Pues bien, Batista te absolvió, pero la historia, no te absolverá jamás, aunque le pese a Marta Rojas.

Pedro Merino dijo...

De acuerdo contigo, Camilo. Me gusta tu escrito. Y contra Fidel... hasta en el parchi, las damas, el dominó. Saludos...

José Blanco Ranero dijo...

Toda la razon para Camilo. muy buen articulo.
se rumora por algunos lugares, a la bestia de Biran que lo estan proponiendo para Nobel de la Paz... no me lo puedo creer. o mejor dicho si, hay cosas peores.

Anónimo dijo...

candela