28 ago. 2010

Costilla insular

Cuando le fui a echar sal, descubrí que la costilla tenía la misma forma de la isla de Cuba. Orientándome por sus accidentes y navegando por toda la costa sur, determiné la localización de mis lugares en ella. Carne y grasa de puerco en lugar de llanuras y cordilleras. Una magra representación para un territorio empobrecido hasta la desesperación.
Una amiga polaca, que hace poco sobrevoló la isla, la describe como una extensa tierra baldía. Producto de su inoperancia, el régimen cubano se ve forzado a gastar más de 1.700 millones de dólares al año para importar alimentos de Estados Unidos, Francia, China, Brasil y República Dominicana, entre otros mercados.
República Dominicana posee menos de la mitad del territorio cubano, sin embargo, a pesar de tener una densidad de población mucho mayor, es capaz de autoabastecerse de varios productos básicos (arroz, frijoles, frutas tropicales, pollo...). Cuba, para poder servir un mango en la mesa de un turista, tiene que mandarlo a buscar a Baní, tierra que antes le había enviado a Máximo Gómez.
La isla improductiva y desabastecida anoche fue una costilla de cerdo que se desfiguró en las brasas, como aquella nación próspera que ahora solo existe en la nostalgia de sus sobrevivientes.

9 comentarios:

Lamanga dijo...

excelente esto y mira que se lo dicen, que acaben de sembrar boniatos pero siguen comiendo "ias"

Hamlet Otañez dijo...

Ojala hayas tenido el cuidado de no comerte la coordenada 22.18,21.57N ; 80,18,10.01O......................canibalismo o "autofagia"

Yalién Miranda Curdi dijo...

WOWWW QUE COMICO CAMI !!! DIME DE TI. QUE ES DE TU VIDAAAA DE TU LINDA HIJA. BESITOS.

Margarita García Alonso dijo...

que bueno esta eso compay!

Anónimo dijo...

Gran foto! Siempre talentoso mi adorable. (Lemis)

Odette Alonso dijo...

Excelente, excelente post, excelente la síntesis!
Ver la costilla en forma de lagarto rojo me hizo soltar la única carcajada en muchos días. Lástima el resto.
Un abrazo.

Juan Freddy Armando dijo...

Sé que tal vez a mi hermano el poeta Alexis y tampoco a lo otros hermanos poetas a los que se dirigió este mensaje no les gusten los poemas rimados, y mucho menos el anciano soneto que viene desde más allá de Petrarca sin abandonar su excelsa condición de príncipe de la poesía. Por ello, como a mí me gusta el soneto improvisé este, impresionado por la foto de la carne y el texto de Alexis.

Juan Freddy

CUBA ROJA.

A mi amigo Alexis Gómez,
poeta que inspiró este soneto.


Hay una roja isla en este plato,
como un largo caimán que muere en calma,
y ahora se pelean mis ojos con mi alma,
mi cuerpo la desea desde un rato,

y la quiere entregar al fuego y a mi boca,
pero esta carne es Cuba que ahora es hueso,
y me tiemblan las manos, me enbeleso,
miro el puño y cuchillo que provoca

cuando en tiras la vuelve ropa vieja
la echa al fuego, y la isla se refleja,
y no sé si comérmela o llorar,
ahora que la serrana está en mi mesa,
larga y gris como Cuba en su pobreza,
pues siento que comérmela es pecar.

Alexis Gomez dijo...

Sin palabras.

Tiberio dijo...

Esta Costilla Insular esta muy bien lograda. Los que conocimos la Cuba en democracia, con Carlos Prío Socarrás y la Cuba en dictadura con Fulgencio Batista
(aunque en la primera hubo mucha corrupción y en la segunda también, además de otros abusos), recordando La Habana alegre y próspera de aquellos dias, necesariamente tenemos que entristecernos ante los recuerdos que nos trae esa Costilla.
Además, de que al principio de aquello, sólo al principio, yo también creí y me entusiasmé con aquel "invento".