16 jul. 2010

Nuevos poemas en Efory Atocha

Estos tres poemas inéditos acaban de ser publicados en Efory Atocha, ese espacio tan parecido a una estación, que Santiago Alpízar mantiene abierto de par en par para que todos los cubanos lleguen hasta él con sus creaciones. Le agradezco a Chago que una vez más me permitiera entrar en su casa madrileña. Me divirtió mucho la foto que eligió, donde, aprovechando viejos juguetes de Ana Rosario, me disfracé de algo que siempre quise ser: un pirata de la tripulación de El Rayo o un soldado del Tigre de la Malasia.

EN UN BARRANCO CERCA DE TURÍN

Del lado de allá del barranco unos niños jugaban.

Caminó por el filo de hierbas,

sin quitarle los ojos al río y al abismo,

aquel precipicio que tantas veces describió

en lugares tan distantes.

Sacó un cuchillo y,

siguiendo los pasos del rito Seppuku

(que había estudiado para ponerle fin

a uno de sus personajes), se sacó las entrañas.

Ese día, en el Valle di San Martino,

cerca de Turín,

corrió la noticia de que un loco,

hincado de rodillas,

se había quitado la vida como un samurái.

Poco después la crónica le dio la vuelta al mundo.

Entonces, ya no se habló más del orate,

sino de feroces combates en la Malasia y el Caribe,

de aventuras en Cartago, la India, Siberia y el Ártico.

Aquellos niños, los del lado de allá del barranco,

se batían como tigres junto a Sandokán y Yáñez,

uno decía llamarse Tremal-Naik

y el otro alardeaba la fuerza de Kammamuri.

Eso creyó oír Emilio Salgari cuando se abrió la camisa.

Poco antes había roto su pluma,

no sin antes pedirle a sus editores

(esos que se habían enriquecido con su piel)

que cubrieran los gastos del funeral.

LUJO

Ya no voy a ser todas las cosas que quise de niño.

No se me ocurrirán palabras

ni sueños

ni nada

que otros no hayan dicho antes

con mayor elegancia, con increíble soltura.

Pocas nociones cambiarán a mí alrededor.

No zanjaré ni siquiera aquellos malentendidos

que me figuraba simples,

casi resueltos.

Cuando creí ver un río crecido, era una nube

que alguien describió como un narval

hundido en el océano del horizonte.

Ese error de cálculo es la suma de muchos otros.

Por eso creo que sería demasiado dichoso

si consigo llegar a la vejez

lúcido y solvente,

con lo indispensable para no ser una carga.

Siempre he sido el trueno de lejanos relámpagos,

el eco de las voces que lo definieron todo,

el inquilino adeudado

que esperaba por el niño que quiso ser

el hombre que no soy,

el impostor que se da el lujo de envejecer en mi ausencia.

EL VERANO

El verano es eso que sueles llevar puesto

cuando estás completamente desnuda.

Recuerda que era muy tarde en la noche

y que John Wayne iba a todo galope

por el gris definitivo que cubría el desierto.

El agua de junio golpeaba en los cristales

y tú te habías llenado de talco hasta el pelo.

Como un fantasma cruzaste por la pantalla,

justo cuando aparecía en primer plano

el rostro del hombre

que en verdad mató a Liberty Valance.

Los disparos retumbaban contras las paredes

de la habitación oscura y caliente.

Entonces fue que trataste de salir del verano,

pero ya era parte de tu piel

y tuvimos que dormir a su lado toda la noche.

11 comentarios:

Juan Carlos Recio dijo...

Ese guajiro escribe como le da la gana, hermosos versos. Me gusta que Efory está al duro y sin guante, que publica siempre post para disfrutarlos. Y que no me jodan que son elogios, lo bueno es lo bueno y se dice en alta voz que ya de hojarasca sobran los caminos. Venegas gracias mijo.

Margaríta García Alonso dijo...

Este muchacho tiene y cuando hay, hay.
Buenisima la seleccion, gracias Chago.
Sigue asi fogonero, metiendo leña!!!

Chago dijo...

Fuerte abrazo para ambos: gracias a Camilo por sus poemas y ustedes por pasar.

Manuel Sosa dijo...

Gracias a Chago y a Camilo.

Camilo, acabo de retirale mi apoyo (que nunca fue incondicional) a los Bravos, al ver lo fácil que salieron de Escobar.

Ahora le voy a Kansas City, vaya. A cualquiera. :)

Saludos a todos.

Chago dijo...

Muchas gracias, Camilo: la foto es simpática y a veces es bueno sorprender a los lectores, que suelen echar en falta el sentido del humor de los poetas.
Fuerte abrazo, ya sabes el camino.

Carlos Pintado dijo...

Gracias Chago, gracias Camilito. ¡Qué buen poeta eres! leerte es siempre un portal de luz. Los quiero a los dos!!!

José Manuel Guzmán dijo...

Camilo, que no encuentre tu vida ninguna más dictadura, ni siquiera la de las circunstancias, que la inevitable, la del tiempo, te sea leve y traiga experiencia y dicha. Feliz Cumpleaños!!!

Bladimir Zamora dijo...

Cami muy querido, me alegra mucho leer esos poemas tuyos sacados a volar por el
entrañable Chago, que por cierto me mandó su libro con Joaquín. Me alegra mucho
estar ahora leyendo versos tuyos porque hoy es tu cumpleaños y me entran muchos
deseos de darte un abrazo bien estrecho.Me alegra que lo estés pasando bien. Me
tomaré unos tragos por ti. Un beso

Eduardo Lozano dijo...

Camilo muchas gracias por tus felicitaciones y disculpame que no te felicité el dia 16, que se muy bien que es tu cumpleaños. Es que me he pasado la semana de pelegrino haciendo el camino de Santiago y he llegado justo el dia 17 a la catedral de Santiago y hoy a Valencia. La semana pasada me he dejado todo signo de tecnología y me he ido con una mochila y lo impresindible para vivir y lo he pasado genial, con deseos de repetir pronto, un abrazo

Anónimo dijo...

BELLO EN ESA FOTO: Y ETERNAMENTE JOVEN EL LINDO CAMILITO. UN BESO.

Carlos Pintado dijo...

Recuerdo los primeros poemas que leí de Camilito en aquella antología: "De transparencia en trasparencia" ( o algo así) y me encantaron esos versos luminosos, muy bien sostenidos por la palabra y la imagen exacta, empujados por esa música que tan bien le sale al poeta. Es un lujo. Gracias, Chaguito. Gracias Camilo. Señal que avanzamos.