20 jul. 2010

La libertad que tiene Caetano Veloso para ser Caetano Veloso

En una entrevista que publica hoy El Mundo, Caetano Veloso demuestra toda la libertad que tiene para ser él mismo. A los 68 años, nada lo amarra a nada que no sean sus verdaderas convicciones, ya sean musicales, estéticas o políticas. Por eso, en ninguna de las respuestas, el autor de “Noites do Norte” se ve forzado a decir verdades a medias o francas mentiras.
Cuando le preguntan sobre una de las canciones de su último disco, “Zii e Zie”, dedicada a la prisión de la base naval de Guantánamo, Caetano admite que la revolución cubana fue muy fuerte para su generación y, de inmediato, apenas separado por una pausa, se lamenta de que “en la isla no se dé mucho valor a los Derechos Humanos”.
Más adelante, habla de las próximas elecciones de su país sin metáforas ni parábolas, de hecho aclara que votará por Marina Silva, la candidata del Partido Verde. Después de agradecerle a Lula (a quien definió hace poco como “un analfabeto que no sabe hablar, ordinario y grosero”) “la inteligencia de mantener lo que combatía”, le pidió que no trabajara por devolver a Brasil “al estilo populista latinoamericano”.
Llama a su banda “power trío” y ahora compone “transambas” y “transrock”. Asegura que los artistas no se jubilan porque “cantar, hacer películas, pintar o escribir no es propiamente un trabajo. Es un modo de vivir”. Jura que no ha hecho todavía una canción o un disco que lo haya dejado satisfecho... Ese es Caetano Veloso, un hombre tan libre, que puede darse el lujo de ser Caetano Veloso.

3 comentarios:

Ernesto Ariel Suárez dijo...

Quizá realmente haya esperanza para este continente.

Jose Blanco Ranero dijo...

Si, la verdad es que es de agradecer tanta inteligencia y verdad en Caetano y tambien a El Fogonero.
casi nadie sabe lo que es un fogonero, supongo.
valdria una aclaracion.
gracias crespo, un abrazo

Alejandro F. Aguilar, (www.alejandroaguilar.com) dijo...

El peor cancerbero de nuestra libertad individual esta en nosotros mismos. Enfrentarlo y vencerlo no es tarea facil, o al menos eso parece, a juzgar por la cantidad de hombres realmente libres que pueden encontrarse en estos dias...