3 jul. 2010

Cuba tiene sueño

Cuenta Raúl Rivero que una mañana de 2003, en el presidio político, le preguntó a Ariel Sigler Amaya qué había sentido cuando sus verdugos le pusieron una pistola en la sien y lo amenazaron con darle un tiro. “Sentí sueño”, respondió Ariel. Cuba, como nación, está experimentando una sensación muy parecida ante la inminencia de lo peor.

La dictadura de los hermanos Castro ha arrastrado al país a la indigencia. Una economía, que hace medio siglo era líder continental en la mayoría de los índices de desarrollo humano, ha llegado a un punto en que ya comparte con Haití algunas de las peores cifras de la región.

Fidel Castro se ufana de haber comandado a las tropas que le propinaron a Estados Unidos la primera derrota en suelo latinoamericano. En eso, como en muchísimas otras cosas, tergiversa y, lo que es peor, miente. Con su instauración por más de cinco décadas en el poder, el gran derrotado ha sido el pueblo de Cuba, pues tuvo que ceder todas sus libertades a cambio de una presunta soberanía.

Hoy el régimen es capaz de sentarse a negociar con la iglesia católica y hasta con un dignatario de su antigua metrópoli, con quien sea por tal de seguir excluyendo a los cubanos. La jugarreta es comprensible: Cuba tiene sueño y nadie sabe qué puede ocurrir si se despierta.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojo, Camilo, que puede despertarse.

Aysa Rodríguez dijo...

Estoy de acuerdo con Anónimo aunque yo si pongo mi nombre. Ya viene llegando el despertar.

Anónimo dijo...

la dictadura esta dejando morir a un cubano digno mientras negocia con curas y representantes de la madre patria una verguenza!!!!!!

Anónimo dijo...

Creo que lo peor de todo es que aun tanto dentro como fuera de Cuba hay personas que creen en el Regimen Castrista, e incluso quieren instaurar gobiernos similares en sus paises, y creo que los ejemplos estan de más ponerlos aqui. Les pongo aqui la metáfora que hize sobre una joven cubana en un cuento que escribí: "Ella habia nacido en una isla del Caribe que por una "Revolución" del destino se habia quedado estancada en los charcos del tiempo". Asi veo al agonizante Regimen Castrista.

Anónimo dijo...

pobre Cuba...
pobres nuestras generaciones.... y las de nuestros abuelos, y las de nuestros papás y la de nuestros sobrinos y la de nuestros hijos: sigue la cuenta....!