10 jun. 2010

Azúcar para crecer

En la Cuba republicana había una máxima: “Sin azúcar no hay país”. Era cierto. En 2010, después de décadas de incapacidad y caos, el gobierno revolucionario por fin logró lo que parecía imposible, la peor zafra en 100 años. Eso, técnicamente, devolvió la nación a una miseria de post guerra, semejante a la que vivió en la primera década del siglo pasado.

44 centrales, moliendo por más de 110 días, no fueron capaces ni siquiera de alcanzar 1,3 millones de toneladas de azúcar, que era el modesto plan que se habían propuesto. “La actual zafra puede calificarse de pésima en producción y eficiencia. Desde 1905 el país no registraba una campaña tan pobre”, sentenció el periódico Granma.

La familia Fanjul, de exitosa tradición azucarera en Cuba, se marchó al exilio cuando Fidel Castro ordenó expropiar todos los ingenios. Actualmente poseen el Central Romana, en República Dominicana. Según cifras publicadas en la prensa hoy, en 193 días de zafra, ese ingenio molió 3,3 millones de toneladas de caña y produjo 418,439 toneladas de azúcar.

En la Cuba revolucionaria había una máxima: “¡Azúcar para crecer!”. Era cierto. Solo que los cubanos que pueden dar fe de ello, están en el exilio.

2 comentarios:

Mario A. Martí Brenes dijo...

Sin azúcar no hay país, sentencia de José Manuel Casanova, presidente de la Asociación de Hacendados de Cuba, senador por Oriente y constituyente de 1940 (creo que allí dijo esta sabia frase que devino dicho popular).

Yamil Cuellar dijo...

Mirando lo de San fernando de camarones. Pasé por allá el otro día y hombre, había una pipa de cerveza en el callejón pero la turba de gente que había ido desde Cruce, Espartaco y palmira, desbordaba la carretera central.