24 may. 2010

Que conste en acta

Un grupo de poetas cubanos les salieron al paso a los intelectuales españoles que levantaron la voz en su lugar, que asumieron el rol que a ellos les correspondía. Me apena eso, me apena mucho. Me avergüenza su defensa de la dictadura. Me abochorna su cobardía.

¿Acaso no es cierto que Cuba soporta una feroz y dolorosa dictadura que mantiene al país en la miseria? ¿Es falso que el régimen se ha mostrado despiadado y sordo con las voces que reclaman libertad y democracia? ¿Acaso la situación en Cuba no es hoy una cuestión de derechos humanos básicos y esenciales?

¿Se puede hacer otra elección que no sea entre democracia y totalitarismo? ¿Algo justifica la falta de libertades en Cuba? ¿Ayudar a un pueblo a alcanzar la democracia es injerencia? Lo único que quisiera es que por esta vez nuestra memoria no sea tan corta.

El olvido tiene límites, como la vergüenza. Que conste en acta su voz sumisa. Tenía razón Miguel Hernández, “la libertad se pudre desplumada en la lengua/ de quienes son sus siervos más que sus poseedores”.

9 comentarios:

Laurita dijo...

Camilo, te pido prestado tu texto para ponerlo en el muro de mi facebook. es excelente.

José Manuel dijo...

Bravooooo!!!!

Portal dijo...

Leí la lista de los que firmaron y siento la misma vergüenza que tú. Vergüenza ajena, pero vergüenza al fin.

Carlos del Puerto dijo...

Así se hace directo al mentón de esos canallas.

Mandy dijo...

son siervos asere siervos

Ale dijo...

Lo de César López es inconcebible. ¡César López, por Diooooosssssss! Ni que uno no supiera cómo piensan. Qué descarados son, tú.

eufrates del valle dijo...

hay que entenderlos ellos estan alla adentro y tienen que hacer esas cosas para seguir recibiendo prebendas y viajecitos esa es la unica forma de escapar que tienen

Rodrigo Kuang dijo...

Eso último que dice Éufrates no deja de ser cierto. Ya sabes lo que pienso de la posición sorpresivamente a favor de la dictadura que pudieron tener, en especial, Carilda y César López, pero situándonos en el contexto, firmar la cartica seguro les llegó por la libreta y sin chance de reaccionar. Como jurados del evento, y mangoneados por Aitana Alberti y las autoridades, probablemente no tuviesen más alternativa que la "unanimidad" de firmar sin discutir o dejar de disfrutar de las gratificaciones que da un evento muy turístico.

Anónimo dijo...

Dedicado a Aitana Alberti, promotora de la cartica, la parte final de un poema de su propio padre, a modo de tarea para la casa:

(...) ¿En dónde las fronteras entonces, ese miedo,
ese horror a los límites,
ese cerco que escuchas avanzar en la noche
como un triste mandato que ha de cumplirse al alba?
Libertad, dulce mía,
por muy niña que fueses,
por más chicos que fueran tus tiernos pasos, dime,
contéstame si aún tus pequeños oídos
me conocen: ¿No intentas, fugitiva y cantando,
retornarme a tus libres comarcas venturosas?
¿Quién te encarcela, dime? Dí, ¿quién te pone grillos?
¿Quién te esposa las alas y quién, dime, cerrojos
clava en tu lengua y sombras pone sólo en tus ámbitos?
Libertad, no me dejes. Vuelve a mí, dura y dulce,
como fresca muchacha madurada en la pena.
Hoy mi brazo es más fuerte que el de ayer, y mi canto,
encendido en el tuyo, puede abrir para siempre,
sobre los horizontes del mar, nuestra mañana.