31 may. 2010

Alfredo, el maquillista

El pasado 15 de mayo, Alfredo Guevara hizo pública una misiva a los cineastas y cinéfilos de todo el mundo. En unos pocos párrafos les advertía que era “fundamental restablecer verdades, criterios y matices siempre ocultados”. El viejo funcionario en verdad no reclamaba honestidad sobre la situación en Cuba; todo lo contrario, su objetivo era promover la mentira o, cuando menos, algún tipo de silencio cómplice.

Diez días antes, en un encuentro con estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Guevara había hecho confesiones inconcebibles: "Yo creo que los pasos que hace falta dar se van a dar vivos nosotros porque, si no fuese así, en la Historia será algo terrible”, afirmó.

Alfredo, que pertenece a la misma generación de octogenarios que mantiene las riendas de Cuba, está convencido de que “sería terrible que la interpretación que después hagan los historiadores de la primera generación sea que no fueron capaces de dar este paso. Yo creo que aquellos a quienes les toca, están listos".

En la actual dirigencia cubana se mantienen las mismas caras desde hace medio siglo. Con ellos, el país solo ha conseguido ser cada vez más pobre y dependiente (no por gusto Alfredo se confiesa ahora un “Chavista rabioso”). Guevara está consciente de que este es el fin, al menos para su generación. Por eso es que pide a gritos lo que más él ha aprendido en su larga relación con el cine: maquillaje.

10 comentarios:

AF dijo...

Camilo, tienes que entender que Alfredo es una víctima de sí mismo. Él es un hombre inteligente y todavía no está decrépito. Él sabe de sobra que el castrismo ya se derrumbó, que no funcionó. Pero tiene efebos que mantener y una vida que ocultar. ¿Qué crees que le pasaría a Alfredo Guevara si enfrentara al régimen? Inmediatamente harían pública su vida "licenciosa" y ni siquiera lo acusarían de contrarevolucionario sino de maricón de mierda. Él conoce bien las entrañas del mousntro porque lleva más de 50 años viviendo en ellas.

Anónimo dijo...

alfredo el maquillista jajajajajajajajajajajajajajaj

Anónimo dijo...

Todos tienen algo que maquillar allá dentro.

salva33125 dijo...

es precisamente del maquillaje que viven, la falacia es el reino, y Alfredo es al fin uno que jugó y siempre o casi siempre tuvo su premio,a estas alturas no creo que el importe mucho una revolución que es un Platanal de Bartolo cercada, le importa mas terminar sus días con los efebos y seguir con el maletin de maquillaje, dando un toque donde se pueda

Lilo Vilaplana dijo...

Muy buen articulo.

Luis González Ruisánchez dijo...

Puppy, acabo de leer tus comentarios a post de Camilo Venegas, quien es mi amigo y hemos trabajado juntos por años. Parece que su blog te llega porque ambos nos hemos "robado" mutuamente las direcciones de envíos. NO se s pel te ha con testado, pero me ha parecido tu reflexión excelente, además de un grado de justicia sin tapujos que solemos esquivar, por olvidadizos o por cobardía, o por ambas cosas, "ambamente" como solía decir Elena Burke.
Creo que mantengo un poco más de severidad con Alfredo Guevara que tú. Porque a lo mejor falta un detalle, que es la fuerza del poder que maniata y silencia. Creo que fuimos rehenes indefensos tratando de sobrevivir nosotros y los nuestros, frente a un monstruo de poderes totales. Y eso hace la dioferencia sutil que nos convierte, como dice con razón, en cómplices. O sea, que coincido contigo y me parece muy valiente tu opinión pero dejaste de un lado el peso de la fuerza. No creo que podamos exigirle, ni tan sólo sugerirle a todos un ápice de heroicidad y martirio. La gente, por naturaleza, pone delante sus instintos de protección. Ese es el detallle.
Por lo demás, perfecto, coincido en que tenemos una parte grande de responsabilidad que solemos olvidar, disimular y esconder. No hay verdugo sin víctima y el hecho se consolida en el latigazo del verdugo y el dolor de la víctima, es un pas de deux, pero hay que agregarle a la acción recíproca la fuerza del poder y la debilidad del ciervo.
Un abrazo y gustoso de "escucharte", como siempre.

Hilario dijo...

Camilo, este Sr. tiene una Galeria en Barcelona ( millonaria ) con los cuadros que ha sacado de Cuba, y que se la administra
su hijo ( en verdad su marido ) .
Este supuesto hijo tiene a su vez su vivienda en Madrid con su familia en uno de los Barrios mas costoso, alli vive con su esposa, suegra, etc.
Cada magnate cubano ya tiene asegurado su residencia y capital una vez se produzca la caida de los Castros.

Salvador dijo...

al fin todos maquillan dentro de esa manada, y el a estas alturas no le queda nada que hacer, porque forma parte del mecanismo, y como del mecanismo sabe que ya no le pueden acusar de marica, solo quitarle sus juguetes , alardenado de haber entregado a F, el primer libro de marx, ha mantenido sus amante y repartido trofeos entre ellos

Anónimo dijo...

Yo creo que en las respuestas a los estudiantes, esta la confirmacion de lo que sabiamos hace rato.Aquello se jodio..!!!!

Anónimo dijo...

Tremenda pajarona.
Tremenda chupapingas.
Tremendo descara'o.