13 abr. 2010

Mi primer día

Mi primer día en La Habana quisiera reencontrarme con mi primo Lazarito, Sigfredo Ariel, Odette Alonso, Bladimir Zamora, Ángel Santiesteban, Rodrigo Kuang, Norberto Codina, Arturo Arango, Omar Valiño, Luis Lorente, Charo Guerra, Nancy y Ramón, Puchi y Deborah Fajardo, Luis Alberto García, Milvis y Dalgis Homen, Polito Ibañez, Carlos Varela, Michel Perdomo, Victor Rodríguez, Zaida del Río, tú y no sé cuánta gente que no caben en un párrafo.

Mi primera noche en el Paradero de Camarones quisiera estar junto a Lérida, Aldo, Alahím, Ignacio y Papo Yero; Aramís; Miriam, Orlando, Sergio y Evián González; José Luis y Alexis Rodríguez; Stuart, El Chiqui, El Chambón y alguien que me cuente los días que no compartí con Gaby. Luego, acabe cuando acabe el oscurecer, quisiera estar despierto para ver al sol saliendo de los cañaverales, arrasando con el potrero de mi abuelo y el de Felo López.

La lista es mucho más grande. No todo el mundo cabe en el espacio que dura una canción que le dicta a uno lo que está diciendo. Juan Carlos Baglietto es el culpable de haberme susurrado estos nombres, él y un link de Facebook. Sólo espero que todos los que no mencioné también estén allí y que juntos seamos capaces de darnos todos los abrazos que nos hemos prometidos por emails, cartas, llamadas y señales más rudimentarias que las de humo.

6 comentarios:

Odette dijo...

Sonrío... no hallo las palabras que quisiera decir, todo se me revuelve, pero te quiero y te abrazo y canto contigo, con todos y con Baglietto (que fui la "culpable"). Beso grande.

EL SITIO DE LA LUZ dijo...

Y el ron, para la rumba, que hasta del guarapo sale. Ay hijo mío, que caro será ese boleto

ANA TANIA dijo...

SI ALGO ME CONFORTA, MI AMIGO, ES QUE ESTYOY SEGURA QUE ESE ABRAZO, LLEGARÁ...ESTOY SEGURA.

Aramis & Miriam dijo...

Gracias Camilo, nosotros tambien quisieramos estar junto a ti ese tan glorioso dia! Te queremos mucho.

Lemis dijo...

Y Lemis.

Anónimo dijo...

Ojalá puedas hacerlo pronto Camilo. Yo pasé cuarenta años añorando volver a mi tierra, estar con mi familia, ir a mi pueblo. Ver el lugar donde nací. Nueve días me supieron a nada. No se cuanto sería suficiente. Un abrazo, Diana S.