6 feb. 2010

Mi loca bajita

Durante años traté de inculcarle mis gustos musicales a Ana Rosario. Era una cuestión de nostalgia. Cuando era adolescente, allá en el Paradero de Camarones, jugaba a adivinar danzones con mis abuelos mientras mis contemporáneos oían a Eagles o a Queen. Ellos se vanagloriaban de ser pepillos y me acusaban de cheo porque me gustaba la orquesta Aragón y Benny Moré y el Trío Matamoros y María Teresa Vera y toda aquella música que no me correspondía, que no me tocaba, que era de otros.

En vano traté de que Ana Rosario me acompañara en mis largas audiciones de Silvio (“Papá, ya ni ese tipo cree en lo que está diciendo”, me decía). Luego, cuando logró convencerme en lo de la descreencia, hice lo imposible porque se quedara mientras oía a Fito Páez (“Oigo una canción si después tú te quedas conmigo un disco entero de Green Day”, negociaba). Lo más que logré fueron algunas frases de Sabina y dos o tres cosas sueltas de Calamaro.

Pero el día menos pensado descubrí que por fin teníamos un punto en común. Poco a poco, sin que nadie se diera cuenta, Nené se convirtió en una fanática de Serrat. Nunca me he atrevido a preguntarle por qué ni cómo. Sus razones tendrá, tratándose de Joan Manuel siempre sobran los motivos. Hace unas semanas me confesó que había escondido un disco en una tienda. Era el único que quedaba y esas eran las versiones que más le gustaban de “Mediterráneo”, “Pueblo Blanco” y “Lucía”.

Lo encontré justo donde ella lo había dejado. Cuando pagué, la cajera me preguntó de qué me reía. “De mi loca bajita”, le dije a sabiendas de que no iba a entender ni pío.

18 comentarios:

José Báez Guerrero dijo...

Precioso artículo, Camilo.

Oliver Olivo dijo...

Jajajajaj... Muy bueno!!!

Chano Ruiz dijo...

Grande Camilo. Muy grande. Y que curioso: precisamente hoy ordené mis cds en un mueble nuevo que compré. Me encontré con dos de Silvio (los ocho o nueve restantes están en vinilo) y los coloque atrás, muy atrás. Me lo llegan a decir hace 15 años y mato al gachó. Pero bueno... A lo que iba... Tu artículo muyyyy bueno.

Camilo Venegas dijo...

Gran Chano, te envidio los pocos kilómetros que te separan de Jerez de la Frontera (donde los caballos nacen negros y mueren blancos, como Michael Jackson). Un abrazo grandísimo y ojalá que algún que otro ron nos haga coincidir lo antes posible.

Anónimo dijo...

Muy lindo....por aqui tambien una que no cambia la musica tradicional por ningun otro genero.

Que es eso de los caballos negros que mueren blancos?

Leticia dijo...

Camilo, leí tu post y empecé a llorar. No me preguntes por qué. Coño, chico, qué bien tú escribes!!!

Camilo Venegas dijo...

Anónima, aunque no sé quién eres, te respondo. Lo de los caballos que nacen negros y mueren blancos, como Michael Jackson, es una alusión a una frase que dijo Andrés Calamaro en un concierto en Jerez de la Frontera. Lo increíble es que en ese momento aún Michael estaba vivo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

no se si preferir las cosas que tu dices o las de tu hija... Jajajajaja.... a quien salio???

Anónimo dijo...

Mi hermano, va mi abrazo, el de siempre.

Juan C Recio dijo...

Precioso compadre, por eso tienes de poeta, de cuentero, del Paradero de Camarones pa'lante, un abrazo.

Rosita dijo...

Aunque no puedo hacerlo tan seguido como quisiera, porque el tiempo conspira en mi contra, cada vez que puedo entro a tu pagina. La foto de Ana Rosario y el articulo sobre ella me causo una rara sensacion de alegria y nostalgia. Ya van a ser 11 anos que sali de Cuba y recuerdo como si fuera ayer cuando ibamos a tu casa, me encantaba cargarla, jugar con ella, siempre fue muy linda e inteligente.
Gracias por seguir escribiendo, muy lindo articulo
Que Dios los bendiga a todos, besos desde Miami

Chiquitamala dijo...

Camilo, que agradable sorpresa en esta cronica. Descubro a tu muchachita,y me adentro en la buena prosa, ah que si!!! como se aprende a ser hijo de los hijos.
gracias.

Anónimo dijo...

Tu loca bajita, no solo le fascina Serrat, también Fito, Drexler y de Sabina se sabe las canciones que ni él mismo ha compuesto...alguna que otra de Calamaro. Y ya también fue más allá de Green Day...su gusto por la música anglosajona esimpecable y se rie cuando oye a alguien cantar con "forros", adora la música clásica y se queja de no tener la voz correspondiente para ser una buena soprano...el tema es que eso fue lo que le dieron en desayuno almuerzo y comida.

Odette Casamayor dijo...

¡Hermoso esto!

Irasema Jiminian dijo...

Lindo artículo, Camilo, me gustó mucho.

Anónimo dijo...

¡Socio, cómo pasa el tiempo!,
mira tu muchacha que grande esta, la de veces que jugamos en tu casa del Vedado y en el Paradero, corriendo detrás de las gallinas entre las vías.
A ver para cuando un post sobre "aquel proyecto" y "la enciclopedia de Fidel".

Anónimo dijo...

Gracias, muchas gracias por la comprensión

ZoePé dijo...

Ahora mismo estoy oyendo ese disco. Qué buen gusto el de Ana Rosario.
Mi hija, también se llama Ana.
Saludos.