21 dic. 2009

Tres en uno (a lo mejor para el año que viene)

En su blog Efory Atocha, Santiago Méndez Alpízar ha ido colgando los deseos de sus amigos para el 2010. Cuando me puse a elegir los tres míos, acabé redactando una lista enorme. Al tratar de hacerla lo más estricta posible, me salió este texto que le dedico a Chago por su hermosa idea

Mi abuela Atlántida mantuvo un ritual hasta la última Navidad de su vida. A las 12 de la noche del 31 de diciembre, tiraba un cubo de agua por la puerta de la calle. A esa hora, con los ojos bien cerrados, pedía tres deseos. No sé cuántos de aquellos anhelos se le cumplieron, sólo puedo asegurar que ni siquiera cuando perdió la memoria se olvidó de esa costumbre.

Desde 1995 mi madre se ha hecho cargo del ritual. Tampoco sé cuántos de sus deseos se han cumplido, pero tengo la certeza de que al menos en uno coincide con mi abuela y ese, por más que lo ha pedido, no acaba de llegar. Pido entonces que en 2010 se nos dé, por ellas y por los millones de cubanos que tanto han esperado.

Ese solo deseo contiene a todos los demás, los resume. Por eso este 31 de diciembre, cuando mi madre abra la puerta de la calle y lance el cubo de agua hacia la noche de Santo Domingo, pediré que el próximo lo pueda hacer otra vez en Cuba. Dejo los otros dos deseos en blanco para que el azar tenga espacio suficiente.

Nunca ha llegado, pero a lo mejor para el año que viene…

11 comentarios:

Raúl dijo...

Estimado Camilo:
Que se cumpla tu deseo al tirar el cubo de agua.

Bernie Miranda dijo...

Cuenta con nuestras oraciones para que tus tres deseos se hagan realidad.

Anónimo dijo...

Dios te oiga Camilo.Felicidades

Miguelina dijo...

Creo que se va a cumplir porque estoy segura que muchos deseamos eso para ti, y para todos los cubanos. Besos navideños.

Carmen Valdes Torrado dijo...

Que se cumplan tus deseos que son los de todos los cubanos.

Rodrigo Kuang dijo...

Mi hermano, sólo me pongo a pensar en lo que puede demorar o no en llegar ese deseo tan visceral de los cubanos. Precisamente la cita que usas, "a lo mejor para el año que viene", es de un tema de Isaac Delgado (para la novela de Quintero), de allá de por los noventa. Isaac mismo dejó de creer en la proximidad de que "lo bueno suceda, lo que te conviene", y emigró como tantos otros.
No obstante, creo que sí, que hay que tener fe, que todo, tarde o temprano, llega.
Feliz Navidad para ti y para todos los cubanos.

william Rios dijo...

la de la foto es consuelito vidal ?

Manuel Sosa dijo...

Pero dice mi mamá que ya ni quedan cubos. A lo mejor hay que pedir cubos y luego ese Deseo. Ja ja ja. ¡Felicidades!

cubangerman dijo...

lo que no podemos es deseperarnos,todo llega,como decía aquel guajiro de san antonio de los baños, al que conocí una una de mis escuelas al campo alla por los setenta y picos, en fin que se cumplan esos deseos,no se por que me temo que alguno coincide con los mios
saludos

Liz dijo...

... Amén

Javier dijo...

Camilito, cuan placer tan grande e sentido al enterarme de tu blog y ver alli un resumen de toda tu obra, siempre que hablabamos de ti en familia nadie nunca dudo de tu talento, yo siempre te vi como teatrologo consagrado al igual que Milvis, pero lo que escribes, no se si es por sentimientos familiares que una vez nos unio o por que a todo cubano digno nos toca, es grandioso, seguro estoy que este ano Atlantida y tu mama se salen con la suya, exitos y sigue asi.