13 dic. 2009

Si hay que pisar cristales, que sean de Bohemia

Aunque no se le ocurrió a Sabina, ese es uno de los mejores versos de Vinagre y rosas, el nuevo disco del cantautor de Úbeda. El País Semanal ha publicado este sábado una hermosa entrevista (admito que intenté poner otros adjetivos, pero la entrevista es hermosa y no hay que dar más vueltas).

Hace algunos años, a la sombra de un colmado, Vianco Martínez (uno de mis hallazgos más entrañables en República Dominicana) me dijo una de sus frases más avasalladoras: “Asere, ¿tú no te has dado cuenta de que en las bachatas o la mujer no ha llegado o ya se fue, pero nunca está?”.

Después de terminar Vinagre y rosas, Joaquín Sabina llegó a una conclusión muy parecida: "Yo creo que las canciones de amor no existen, sino que sólo existen las canciones de desamor. Es cuando te deja la chica que haces una letra para cagarse en su puta madre y que la persiga toda su vida".

Para componer las letras del disco, Sabina se “exilió” en Praga con su amigo Bejamín Prado. Cuenta la leyenda que, en el cumpleaños 60 de Joaquín, mientras un mariachi tocaba algo de José Alfredo Jiménez, el cantautor le habló al oído al escritor, quien padecía en ese momento de un abandono: "Benja, no me sale nada. La felicidad doméstica está matando mi creatividad. Préstame algo de tu cabreo emocional".

El resultado de eso ya todos lo conocen y se ha convertido, en apenas unas semanas, en un doble disco de platino. De ahora en adelante sólo queda seguir oyendo las confesiones y cazar las lecciones: “Detesto la nostalgia, pero creo que los mejores materiales nacen de la memoria. Y con 60 se tiene pasado, presente y futuro. Cuando tienes 70 sólo cuentas con un pretérito estupendo. A los 50 recibes la visita de tu pasado. Mi visita fue brutal. De un día para otro. Pasé de la euforia de sentirte vivo, por haber sobrevivido, a la depresión de tener que vivir con lo que me había pasado”.

Es en momentos como ese (y como muchos otros. Ya lo dijo Marx: a cada cual según su necesidad, de cada quien según su capacidad) en que no queda más remedio que cerrar los ojos y pisar cristales… pero de Bohemia.

8 comentarios:

Ernesto G. dijo...

El disco ultimo de Sabina es muy bueno. Saludos.

Limay González dijo...

Sí, de Bohemia, por favor...

Kathy Eisenring dijo...

Hermoso y cierto, Camilo!

Fernando Ferrán dijo...

Me encantaron los hallazgos de la bachata.

Odette Alonso dijo...

Ya sabes que siempre digo que el amor es el peor de los sentimientos humanos, pero el otro día descubrí algo así como el agua tibia: es absolutamente necesario para que llegue el desamor. Ese es EL sentimiento. El que nos hace salir del fondo del pozo... ¡y crear arte! Eso es todo, queridos amiguitos. De eso se trata la vida.

marcial dijo...

Sigo sin entender la frase, quizas es que los cristales de bohemia son mas fragiles y se clavan menos, en todo caso se agradeceria alguna explicacion.
El disco de sabina no tan bueno como otros pero sigue notando la mano del gran rey sabina

Haydee Zunino dijo...

Marcial, lo que quiere decir la frase es que si hay que caminar sobre vidrios (porque estás pasando un momento difícil) que al menos los vidrios sea los mejores del mundo!
El vidrio de Bohemia es de excelente calidad, semeja al cristal. Pues si hay que caminar sobre vidrio, que sea el mejor. Que si la estás pasando mal, que sea por culpa de... o con lo mejor de lo mejor.

carlos omar dijo...

¿de ubeda?...perdon fogonero pero sabina es mexicano