10 nov. 2009

Recuerdo que se me olvidan

Las cosas que mejor recuerdo, las que más añoro, ya no existen. En unos días se cumplirán 9 años que salí de Cuba. Nunca más he vuelto. Duré mucho tiempo imaginándome el regreso, la improbabilidad del mismo acabó matando ese ejercicio de adivinación.

La última vez que hice un trámite en la Embajada de Cuba en Santo Domingo, la cónsul miró mi pasaporte con la misma cara que se mira a las cosas que producen asco. Lo tocó con la punta de los dedos, como si le quemara las manos ese pequeño cuaderno por el que yo tampoco siento el más mínimo aprecio.

Mientras me atendía, un pinareño (lo descubrí por el “alabaoseadió”) metió la cabeza por la ventanilla y le preguntó cómo se ponía el cuño que le permitía entrar a Cuba. La cónsul aclaró la duda y me miró con la misma cara que antes había mirado a mi pasaporte: “Tú, ni averigües”, fue todo lo que dijo.

No, no averiguo. Yo espero. Mientras tanto, recuerdo que se me olvidan las cosas que más añoro, las que ya no existen.

11 comentarios:

Odettte dijo...

Lo bueno de los recuerdos es eso: que salvan del olvido las cosas que ya no existen. Cuba ya no existe (al menos no aquélla "nuestra"). Lo mejor es, entonces, recordar lo entrañable y salvarlo en estos blogs que son nuestra bitácora del no olvido.
Un beso.

Odette Alonso dijo...

Lo bueno de los recuerdos es eso: que salvan del olvido las cosas que ya no existen. Cuba ya no existe (al menos no aquélla "nuestra"). Lo mejor es, entonces, recordar lo entrañable y salvarlo en estos blogs que son nuestra bitácora del no olvido.

José Manuel Poveda dijo...

Yo hace 16 años que no piso Cuba, y ya no me acuerdo en qué barrio está el consulado de Cuba en Sevilla. No tengo pasaporte cubano, ni tengo planes de pagar 400 dólares por uno. Los recuerdos van y vienen. Nada se olvida. Y esos lugares que ya no existen, en los recuerdos, vuelven a existir otra vez, y con más fuerza. Siempre me acuerdo de aquel verso de Delfin Prats: "No vuelvas a los lugares donde fuiste feliz".

Ana T. dijo...

Eso es parte de la represión callada; pero concreta. Mi marido se pasó 10 años sin poder volver, de castigo....¡Cómo no saber de eso!

fijarlamirada.blogspot.com dijo...

Palabra santa, Odette! Camilo, todo regresa en esa resaca cargada de maravillas y detritus, como las inundaciones, que es el tiempo, la historia del hombre, no la otra, la puta. No habia inundaciones en Camarones? En Camaguey si! Recuerdo el ciclon Flora que arraso con todo. Cuando quisimos regresar a casa todo era lodo y mierda, despojos de lo que habia sido mi barrio. Al poco tiempo, todo estaba mas lindo que antes, aunque igualmente humilde. Quedemonos con ese tipo de recuerdos, brother. Un abrazo grande.

Lazaro Daniel dijo...

Camilo,
Podran pasar 9 , 10 , 11 o cuantos anos sean. Lo que jamas saldra de tu corazon son todos esos buenos recuerdos que pasaste a lado de tus seres queridos, de tus amigos, en nuestra tierra.
Esos recuerdos nadie los puede arrebatar o arrancar de nuestros corazones.
Un abrazo
LD

Milaydes Veitia Aguila dijo...

Esa es la casa donde creci, Camilo, no hay un dia que no la miro , las demas fotos no me han llegado tu sabes como es eso ,,,, "Muero de triteza verla y no poder ir"

mario dijo...

POR ACA OTRO QUE NO HA VUELTO...Y NO PIENSA VOLVER...YA MIS AMIGOS NO ESTAN...MI CALLE NEPTUNO ANDA EXTRAVIADA EN MI MEMORIA...GUARDO LOS PASAPORTES DE ESTOS 15 AÑOS DE AUSENCIA Y SE LOS MUESTRO A MI HIJA -CUANDO ESO QUE LOS POETAS LLAMAN SAUDADE - ME GANA,PARA DECIRLE QUE SU PADRE NO OLVIDA DE DONDE VINO Y QUE PASE LO QUE PASE...LA PATRIA ES LA PATRIA AUNQUE YA NO SEA NUNCA MAS LA QUE DEJAMOS ATRAS...PORQUE QUERRAMOS O NO: ¨CUBA COMO BUEN CAMALEON¨...CADA DIA CAMBIA DE COLOR...
nota: hola odette...saludos de mayito...el amigo de reina maria rodriguez y primo de tomas el ex esposo de tu hermana..seras la misma?

Anónimo dijo...

Otro más que salió hace ya 20 años yno ha vuelto. Salí con 20 años y ya tengo 40. En todos estos años, familia y amigos nos hemos desperdigado por el mundo, unos están mejor, otros peor, pero respiramos, luchamos, salimos adelante tal como somos, sin fingir. Nunca he puesto un pie en ninguna embajada o consulado cubano, "ellos" ya no me mandan más. Pero ¡coño!, hay días que extraño tanto mi tierra que lloro, sin que nadie me vea, pero lloro.

Guajirito seré siempre.

Salvador Lemis dijo...

MIJITO: YO LEVO MÁS QUE TÚ: 18 AÑOS.,..... Y SE ME OLVIDÓ TODO.
MIS DOS ABUELAS Y MI ABUELO MURIERON: ES LO QUE MÁS ME DUELE, APARTE DE OTRAS COSAS.
CUBA SIGUE SIENDO EL INFIERNO: PEOR QUE EL DE DANTE: "LASCIATE OGNI SPERANZA."
VUESTRO LEMIS

Maykel dijo...

Camilo, ante estos asedios por causa de los paisajes que sobreviven en la memoria, vuelvo a Kavafis: los días que aquí perdiste ya se han acabado para ti en toda la tierra.

Creo que soy el único que te escribe desde Cuba.
Un saludo desde Sagua la Grande.