21 sept. 2009

Te espero en Facebook

Ella fue una de mis primeros amigos en el Facebook. Ahora no recuerdo quién aceptó a quién, pero en todos estos meses hemos intercambiado mensajes con cierta regularidad. En ocasiones, cuando alguna porfía ha dividido al foro en dos, nuestros puntos de vista siempre han coincidido.

Compartimos una incurable adicción por las películas de Pixar, la canciones de Andrés Calamaro y las dos sesiones diarias de Two and a Half Men. Salvo la obra de Pablo Coelho, a quien detesto tanto o más que al helado de fresa o las navidades, tenemos gustos muy parecidos.

Somos el mejor ejemplo del verdadero alcance de la Web 2.0 y, según chateamos la semana pasada, estamos de acuerdo en todas las consecuencias que provocará esa revolución en las comunicaciones. Sin embargo, no se nos da el hablar cara a cara. Lo comprobamos hoy, a la entrada del lobby de la Torre Empresarial.

La reconocí de inmediato. Tenía puesta la misma blusa que lleva en la foto de su perfil. En la galería que hizo de su estancia en un resort de Bávaro, parece más alta de lo que en verdad es. Creo la culpa la tiene la estatua de Neptuno, que distorsiona toda la escala a su alrededor.

Yo le abrí la puerta y ella me dio las gracias. Pero lo hizo de una manera parca, como si se tratara del primer encuentro de dos desconocido. Ella siguió en dirección al ascensor y yo doblé por el pasillo hacia Newlink. En verdad ninguno de los dos tenía nada que decir. Facebook es nuestro único lugar de encuentro y tenemos que seguir siendo fieles a ese pacto.

4 comentarios:

Odette Alonso dijo...

Qué lindo!

Lucía dijo...

Parece un cuento de Cortazar. Si él hubiera vivido en esta época, sus personajes serían así.

Mabel Caballero dijo...

¿Te gusta Two and a half man? Dios mío, la Revolución sí que te puede dar por perdido.

Ana María dijo...

Mabel Hola!!soy Ana , la amiga de Rosa Correa, he entrado al foro y te he visto, un beso
ANA